La nueva Ley de seguridad privada establece la tendencia a la integración de las distintas seguridades - la fisica y la logica- en un concepto de seguridad integral, cuestión a tener en cuenta tanto en el ámbito de las actividades como en el de las funciones y servicios que presta el personal de seguridad privada, aspectos éstos que la Ley 23/1992, de 30 de julio, no podía contemplar.




El Departamento de Seguridad Integral como necesidad competitiva de la empresa, la suma de ambas Seguridades – la Seguridad  física y la Seguridad  lògica- como valor tambien en la nueva ley de Seguridad privada aprobada la semana pasada. Julian Flores Garcia Ceo  Director de Segurpricat Consulting http://segurpricat.com.es



Considero que la nueva ley de Seguridad privada  reconoce  que  dos de los factores determinantes de la necesidad de sustituir la vigente ley cabecera de este sector del ordenamiento jurídico son los importantísimos cambios tecnológicos, que condicionan la prestación de servicios de seguridad, y la tendencia a la integración de las distintas seguridades en un concepto de seguridad integral, cuestión a tener en cuenta tanto en el ámbito de las actividades como en el de las funciones y servicios que presta el personal de seguridad privada, aspectos éstos que la Ley 23/1992, de 30 de julio, no podía contemplar.
Antecedentes:
Hace casi tres años se aprobo la Ley 8/2011, de 28 de abril, por la que se establecen medidas para la protección de las infraestructuras críticas, teniendo en consideración el modelo de Seguridad integral anteriorme se habia aprobado un año antes el Esquema Nacional de Seguridad ENS /Real Decreto 3/2010 de 08 de Enero 2.010.
Refiriendonos a la Ley Protección de Insfraestructura criticas-PIC-
Las actuaciones necesarias para optimizar la seguridad de las infraestructuras se enmarcan principalmente en el ámbito de la protección contra agresiones deliberadas y, muy especialmente, contra ataques terroristas, resultando por ello lideradas por el Ministerio del Interior.
Sin embargo, la seguridad de las infraestructuras críticas exige contemplar actuaciones que vayan más allá de la mera protección material contra posibles agresiones o ataques, razón por la cual resulta inevitable implicar a otros órganos de la Administración General del Estado, de las demás Administraciones Públicas, de otros organismos públicos y del sector privado. Estas infraestructuras críticas dependen cada vez más de las tecnologías de la información, tanto para su gestión como para su vinculación con otros sistemas, para lo cual se basan, principalmente, en medios de información y de comunicación de carácter público y abierto. Es preciso contar, por tanto, con la cooperación de todos los actores involucrados en la regulación, planificación y operación de las diferentes infraestructuras que proporcionan los servicios esenciales para la sociedad, sin perjuicio de la coordinación que ejercerá el Ministerio del Interior en colaboración con las Comunidades Autónomas.
En consecuencia, y dada la complejidad de la materia, su incidencia sobre la seguridad de las personas y sobre el funcionamiento de las estructuras básicas nacionales e internacionales, y en cumplimiento de lo estipulado por la Directiva 2008/114/CE, se hace preciso elaborar una norma cuyo objeto es, por un lado, regular la protección de las infraestructuras críticas contra ataques deliberados de todo tipo (tanto de carácter físico como cibernético) y, por otro lado, la definición de un sistema organizativo de protección de dichas infraestructuras que aglutine a las Administraciones Públicas y entidades privadas afectadas. Como pieza básica de este sistema, la Ley crea el Centro Nacional para la Protección de las Infraestructuras Críticas como órgano de asistencia al Secretario de Estado de Seguridad en la ejecución de las funciones que se le encomiendan a éste como órgano responsable del sistema.
La finalidad de esta norma es, por lo tanto, el establecimiento de medidas de protección de las infraestructuras críticas que proporcionen una base adecuada sobre la que se asiente una eficaz coordinación de las Administraciones Públicas y de las entidades y organismos gestores o propietarios de infraestructuras que presten servicios esenciales para la sociedad, con el fin de lograr una mejor seguridad para aquéllas.
Sobre esta base, se sustentarán el Catálogo Nacional de Infraestructuras Estratégicas (conforme a la comunicación del Consejo de la Unión Europea de 20 de octubre de 2004, que señala que cada sector y cada Estado miembro deberá identificar las infraestructuras que son críticas en sus respectivos territorios) y el Plan Nacional de Protección de Infraestructuras Críticas, como principales herramientas en la gestión de la seguridad de nuestras infraestructuras.


La Ley consta de 18 artículos, estructurados en 3 Títulos. El Título I se destina a las definiciones de los términos acuñados por la Directiva 2008/114/CE, así como a establecer las cuestiones relativas al ámbito de aplicación y objeto. El Título II se dedica a regular los órganos e instrumentos de planificación que se integran en el Sistema de Protección delas Infraestructuras Críticas. El Título III establece, finalmente, las medidas de protección y los procedimientos que deben derivar de la aplicación de dicha norma. Asimismo, la Ley consta de cuatro Disposiciones Adicionales y cinco Disposiciones Finales.
Si bien el contenido material de la Ley es eminentemente organizativo, especialmente en lo concerniente a la composición, competencias y funcionamiento de los órganos que integran el Sistema de Protección de Infraestructuras Críticas, así como en todo lo relativo a los diferentes planes de protección, se ha optado por dotar a esta norma de rango legal, de acuerdo con el criterio del Consejo de Estado, a fin de poder cubrir suficientemente aquellas obligaciones que la Ley impone y que requieren de una cobertura legal específica.
La ley 8/2011- Infraestructuras Criticas PIC- forma parte de la Estrategia Nacional de Seguridad y establece que existen i nfraestructuras criticas que deben colaborar obligatoriamente con el Estado para garantizar la Seguridad de los ciudadanos y de las instalacciones.
Plan Director de Seguridad --- Estrategia de Seguridad Corporativa—Estrategia Nacional de Seguridad..
He leido la nueva ley de Seguridad privada no cabe duda que el Gobierno y el Ministerio de Interior han realizado modificaciones en profundidad  de la anterior ley,  se han adaptado a la realidad y el contexto empresarial, de los usuarios de seguidad,  un compañero a traves de la red social de  linkedin me ha pedido si  podia facilitarle y disponia de las diferencias entre la ley de Seguridad anterior  y  la nueva ley, le he contestado que no habia hecho este trabajo, las diferencias son muchas ... la principal era que se pasa de un tratamiento normativo parcial a una ley generalista, reguladora de la totalidad de materias que configuran el sector de la seguridad privada, dotada de sistematicidad normativa a lo largo de sus siete títulos, con un desglose de materias que abarcan desde lo más general hasta lo más específico.

Debo mencionar que tambien que ha influido en la nueva ley de Seguridad que no  han sido suficientes como se ha demostrado los parches anteriores de la ley de Seguridad año 1992, no fueròn suficientes las Ordenes Ministeriales O.M. del año 2011 era necesario realizar cambios, de entrada los “cambios” han sido importantes en la figura del Director de Seguridad –DS-  que es  el responsable final de la Seguridad Integral de la empresa con esta ley aprobada  comparada con la anterior ley,  han aparecido desde la “crisis” nuevas oportunidades de negocio como la necesidad de disponer de un anàlisis y gestión permanente de los riesgos en las redes sociales, tecnologia de la información... debe disponer de concomintos de las normes Iso 27001.. un sistema de Gestuión de Seguridad de la información, la figura del nuevo director de Seguridad en la nueva ley de Seguridad es vital para garantizar la protección de la organización y la necesidad de gestionar las crisis, los cambios  porque eran necesarios paso a describir algunos:
-          La ampliación de la responsabilidad civil que tiene  en el ejercicio de sus funciones .
-          La relación directa con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad-FCS-.
-          La formación requerida necesaria para formarse como Director de Seguridad es  el de Grado Universitario especifico de seguridad.




Considero como resumen de todo lo anterior que las empresas necesitan como usuarios de Seguridad ,  de los  Directores de Seguridad integral con habilidades principales  de  gestores de personas, de un equipo porque existen errores humanos de los cuales serà responsable  civil  y penal un director de seguridad , ante siniestros derivados de su actividad o de las acciones que realiza desempeñando sus funciones.


Entradas populares