Tráfico realizará 20.000 controles diarios de alcohol y drogas para evitar accidentes

09 / 07 / 2013 Madrid
El alcohol y drogas en la conducción suponen anualmente la pérdida aproximada de 9.000 vidas en la UE
Casi la mitad de los conductores fallecidos en 2012 y analizados por el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses presentaron resultados positivos en sangre a alcohol, drogas o psicofármacos
El alcohol y las drogas en la conducción multiplica hasta por 9 el riesgo de sufrir o provocar un accidente
La campaña cuenta con la colaboración de voluntarios de la Federación Nacional de Asociaciones de Lesionados Medulares y grandes discapacitados físicos (Aspaym)
Conducir bajo los efectos del alcohol es ilegal en todos los países de la Unión Europea ¿pero cuantas personas lo hacen? Estadísticas precisas son difíciles de conseguir porque la muchos  conductores no admiten que infringen la ley, pero lo que sí se sabe, es que el alcohol o las drogas son un factor que está presente en casi el 25% de los accidentes de tráfico que se producen en la Unión Europea, accidentes que suponen cada año la pérdida de alrededor de 9.000 vidas.
Estos datos  de incidencia de alcohol y drogas en la conducción tienen su reflejo real en nuestro país, a través de la memoria que el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses viene realizando en relación con los análisis realizados a víctimas de accidentes de tráfico. En su último informe, señala que en 2012, de los 615 conductores fallecidos en accidente de tráfico, 291, el 47,32%  del total presentaron resultado positivo en sangre a alcohol, drogas y/o psicofármacos.
Esta situación, lleva a la Dirección General de Tráfico a seguir incidiendo en campañas intensivas  como la que hoy comienza de control de alcoholemia. Durante una semana, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y las policías municipales que se suman a la campaña, intensificarán la vigilancia  y realizarán más de 20.000 pruebas diarios de alcohol y drogas a diferentes horas del día y en cualquier vía.
La razón de llevar a cabo estas campañas, además de los datos de fallecidos que ya por si solos avalan la realización de la misma, es que el aumento de los controles preventivos, junto con el cambio de comportamientos de los ciudadanos, están haciendo que el porcentaje de positivos en alcoholemia  en dichos  controles hayan descendido del 5% en 2001 al 1,8% en 2011. 
¿Cómo es un control de drogas?
La realización de un control de drogas es similar al que ya se realiza con el alcohol. Los Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil cuando ordenan la detención de un vehículo para que su conductor se preste a realizar la prueba de control de drogas, le informarán de la obligatoriedad de someterse a dicha prueba, ya que en caso de negarse incurriría en delito.
El agente encargado tomará una muestra de saliva del conductor que introducirá en un dispositivo que analizará la muestra. Si el resultado es positivo, se obtendrá una segunda muestra de confirmación, que se enviará  directamente a un laboratorio para su posterior análisis, sin perjuicio de que el conductor pueda solicitar una prueba de contraste en sangre.
En caso de que la prueba de detección de drogas resulte positiva, el conductor será sancionado administrativamente con una multa de 500 euros y la retirada de 6 puntos del carné de conducir. Si además de dar positivo, el conductor presenta una sintomatología evidente de conducir bajo la influencia de sustancias psicoactivas el conductor será puesto a disposición judicial imputado por un delito contra la seguridad vial.
Perfil del conductor fallecido
Pese a la creencia de que son los jóvenes los que más alcohol y drogas ingieren y que los mensajes que se envían desde distintos organismos no llegan, la memoria del Instituto de Toxicología y Ciencias Forenses demuestra lo contrario, tal y como a continuación se expone:
  • De los 291 conductores fallecidos que dieron positivo, 88 tenían una edad entre 31 y 40 años. Le siguen los de 21 a 30 años.
  • La mayoría eran hombres (275) frente a las 16 mujeres.
  • En el 74,23% de los casos con resultado positivo, se detecta alcohol solo o asociado a drogas y/o psicofármacos.
¿Cuáles son los riesgos?
El alcohol es absorbido rápidamente en sangre y afecta al cuerpo de diferentes maneras:
  • Reacciones y movimientos más lentos
  • Dificultad en la concentración
  • Problemas de coordinación
  • Menor percepción del entorno
  • Incremento de la somnolencia
  • Mayor vulnerabilidad, por lo que en caso de accidente la gravedad de las heridas es mayor
Por tanto, aunque se crea que se está en pleno uso de facultades físicas y mentales, con la ingesta de alcohol se multiplica hasta 9 veces el riesgo de provocar un accidente.
Pero no solo el alcohol y las drogas son peligrosos para los conductores, sino también para los peatones. En la memoria de 2012 del Instituto de Toxicología, de los 164 peatones fallecidos analizados, más de la mitad (84) arrojaron resultaros positivos en sangre a alcohol, drogas y/o psicofármacos.
Una colaboración con mucho mensaje
Por sexto año consecutivo, la Federación Nacional de Asociaciones de Lesionados Medulares y grandes discapacitados físicos (ASPAYM) colabora con la DGT concienciando a los conductores sobre el grave riesgo que supone para la conducción el consumo de alcohol y la ingesta de drogas.  Para ello, personas voluntarias  con lesión medular víctimas de un accidente de tráfico acompañarán a los agentes de tráfico encargados de realizar los controles de alcoholemia. En ese momento, el voluntario de ASPAYM se acerca al vehículo retenido, trasladándole el mensaje común de la campaña y demostrando al mismo tiempo con su presencia, las consecuencias y secuelas irreversibles de los actos imprudentes.
Las provincias donde Aspaym va a colaborar con la campaña son: Murcia, Madrid, Coruña, Córdoba, Málaga, Sevilla, Granada; Valencia, Baleares; Las Palmas, Asturias, Ávila, Valladolid, Pontevedra, Toledo, Cuenca y Albacete
ASPAYM desarrolla desde el año 2007 su propia campaña de sensibilización. “No corras, no bebas… no cambies de ruedas” es el lema de su acción que acompañan con un folleto titulado “Conduce como si te fuera la vida en ello” donde dan consejos de cómo realizar un viaje con seguridad en coche en una época del año, en la que se realizan un gran número de desplazamientos.
Lo que dice la Ley
El consumo de alcohol y drogas en la conducción está ampliamente regulado en la siguiente normativa:
Ley de Seguridad Vial:
En el artículo 65 de la Ley se tipifica como infracción muy grave la conducción de vehículos habiendo ingerido bebidas alcohólicas con   tasas superiores a las permitidas y, en todo caso, la conducción bajo los efectos de estupefacientes, psicotrópicos y cualquier otra sustancia de efectos análogos.
También se tipifica como infracción muy grave incumplir la obligación, que todos los conductores tienen, de someterse a las pruebas de detección alcohólica y de drogas.
Para estas infracciones muy graves,  la Ley prevé la sanción de multa de 500 € 
Tasas máximas del alcohol permitidas para conducir (Ver Tabla 1)
En el Permiso por Puntos:
El sistema de Permiso por Puntos fija la pérdida de puntos en función de:
La tasa de alcohol:
Para tasas de más de 0,50 mg/l de aire espirado para conductores en general o más de 0,30 mg/l para conductores profesionales y titulares de permisos de conducción con menos de dos años de antigüedad, se restarán 6 puntos.
Para tasas superiores a 0,25 hasta 0,50 (los profesionales y titulares de permisos de conducción con menos de dos años de antigüedad más de 0,15 hasta 0,30 mg/l). Se restarán 4 puntos.
Drogas:
Los conductores que dan positivo al test de drogas pierden de su permiso de conducción 6 puntos.
En el Código Penal:
El capítulo IV tipifica los delitos contra la seguridad del tráfico, y establece las siguientes penas para conducir con exceso de alcohol o bajo la influencia de drogas
(Ver tabla 2)
(Ver tabla 3)