La Guardia Civil desarticula una banda dedicada al asalto de viviendas

10 / 05 / 2013 MADRID / VALENCIA / ALICANTE
Los detenidos robaban en chalets de lujo con los propietarios en su interior
Se ha detenido a cuatro personas y se han intervenido vehículos de alta gama, joyas, prendas de vestir de primeras marcas y dinero en efectivo
Se estima que pueden ser los autores de, al menos, un centenar de hechos delictivos perpetrados en Madrid, Valencia y Alicante
La Guardia Civil, en la denominada Operación “SINIESTRO”, desarrollada en Madrid, Alicante y Valencia, ha  desmantelado un grupo especializado en el robo en viviendas unifamiliares, siendo detenidas cuatro personas, entre ellas el cabecilla de la banda.
Los detenidos se introducían en viviendas de lujo mientras sus moradores dormían, y se apropiaban de vehículos, joyas, ropa de marca, dinero en efectivo y cualquier objeto de valor que encontraran en los domicilios. Se han recuperado vehículos de alta gama, joyas, prendas de vestir de primeras marcas y dinero en efectivo.
Las investigaciones se iniciaron tras las denuncias presentadas por diversos robos cometidos en viviendas unifamiliares ubicadas en una urbanización de Villaviciosa de Odón (Madrid).
Modus Operandi
Tras realizar un estudio pormenorizado de la zona, elegían viviendas unifamiliares aisladas, accediendo a las mismas saltando en primer lugar la valla perimetral de la finca para, seguidamente, escalar hasta una de las plantas y forzar una puerta o ventana, sorteando así las alarmas de los domicilios.
Actuaban al anochecer, aprovechando que los moradores de las viviendas estuvieran en el interior de las mismas.
El objetivo que tenían los encargados de asaltar la vivienda eran apropiarse de joyas, dinero en efectivo y los  vehículos que hubiera en la vivienda, los cuales eran sustraídos de los garajes, tras haber localizado las llaves en el interior de la casa, y posteriormente  los utilizaban en la comisión de otros robos o  para su salida a países de Europa del Este.
Las investigaciones realizadas permitieron identificar a los presuntos integrantes de esta organización criminal de origen albanés, compuesta por cuatro personas, quienes utilizaban diversas identidades y que pudieran ser los autores de más de 100 robos, perpetrados tanto en la Comunidad de Madrid como en la Comunidad Valenciana.
Los detenidos, de edades comprendidas entre los 29 y los 35 años, todos ellos cuentan con antecedentes en nuestro país, dándose la circunstancia que uno de ellos había regresado desde su país de origen, el pasado mes de septiembre, después de un periodo de descanso, con el objetivo de organizar una red que permitiera perpetrar el mayor número posible de robos en un determinado periodo de tiempo.
Para ello utilizaban sistemas de transmisiones y desarrollaban medidas de autoprotección y seguridad para evitar ser detenidos, incluyendo el uso de placas de matrículas falsas en los vehículos empleados, así como documentación personal falsa.
Fruto de las primeras investigaciones, realizadas por Agentes pertenecientes a  los Equipos de Policía Judicial de las zonas afectadas, se observó que los autores de los robos, perpetrados principalmente en la zona noroeste de la Comunidad de Madrid, tenían una gran movilidad geográfica, continuándose las investigaciones por parte del Grupo de Dirección Operativa de la Comandancia de Madrid, cruzando informaciones con la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil que, a su vez, investigaban al grupo delictivo por su presunta implicación en diversos robos cometidos en urbanizaciones ubicadas en la zona de Valencia y Alicante, aunándose esfuerzos a partir de este momento, logrando establecer vigilancias sobre el grupo tras lograr ubicar su zona de residencia.
Efectos intervenidos
Tras los registros domiciliarios, llevados a cabo en Valencia, fueron intervenidos los siguientes efectos procedentes de robos:
  • 5 vehículos de alta gama (Audi, Mercedes y BMW).
  • Numerosos efectos de joyería (relojes, pulseras, anillos, etc...)
  • Dinero en metálico, 30.000 euros.
  • Prendas de vestir de primeras marcas.
  • Gran cantidad de herramientas para la comisión de robos
  • Ropa de color negro, pasamontañas y guantes.
Los detenidos han sido acusados, hasta el momento, como presuntos autores de 32 delitos de robo con fuerza en las cosas, pertenencia a grupo criminal y falsedad documental. Asimismo, podrían estar involucrados en otros muchos hechos delictivos hasta alcanzar la cifra de cerca de 100 delitos por estos mismos conceptos.
La operación continúa abierta y los detenidos han ingresado, todos ellos, en prisión.
Para más información y solicitud de imágenes pueden establecer contacto con la Oficina Periférica de Comunicación de la Comandancia de Madrid, teléfono 918 073 902 ó 915 146 977.
Existen imágenes de la operación en el siguiente enlace web: