Julian Flores Garcia Segurpricat

Julian Flores Garcia Segurpricat
Julian Flores Garcia Director Segurpricat

sábado, 20 de abril de 2013

Wikileaks y el caso Assange demuestran que EE.UU. pierde peso en su antiguo feudo sudamericano.

Latinoamérica se emancipa

Wikileaks y el caso Assange demuestran que EE.UU. pierde peso en su antiguo feudo sudamericano.
Enlace Video informativo : http://goo.gl/7UfJs

Enlaces de interés



Para mayor información sobre consultoria de seguridad en el enlace:
http://www.siseguridad.es/index.php/que-hacemos
 
Desde que Julian Assange filtró los primeros documentos de Wikileaks a periodistas de Latinoamérica en noviembre del 2010, hasta el reciente desafío del presidente ecuatoriano Rafael Correa dando asilo político al antiguo hacker australiano, algo ha quedado claro: El departamento de Estado ya no infunde el mismo respeto (léase pavor que hiela la sangre) en Latinoamérica que infundía el secretario de Estado Henry Kissinger cuando en 1976 aconsejó a la junta militar argentina que “si hay cosas que hacer, más vale hacerlas rápidamente”, o que infundía su sucesor Alexander Haig cuando en 1985 le comentó al presidente Reagan que “si me das la orden, convertiré Cuba en un jodido parking.                                                                                                
                                                  EE.UU. ya no es lo que era en su antiguo feudo latinoamericano. “Se ve en Wikileaks que, al menos en Sudamérica, ya no es dominante”, afirma en una entrevista telefónica Peter Kornbluh, director del Archivo de Seguridad Nacional en Washington. Este veterano investigador de la política exterior de EE.UU. en Latinoamérica acaba de hacer un amplio repaso de los 30.386 cables del departamento de Estado –10.000 son confidenciales– con sus embajadas en Latinoamérica entre el 2000 y el 2010 y luego difundidos por Wikileaks. “La sorpresa más grande –según los investigadores con los que hemos trabajado– es que no había nada verdaderamente espeluznante”, añade.
Pero hay muchos países y muchas formas de ejercer influencia. En México, Colombia y, en general, Centroamérica, la injerencia de EE.UU. aún es significativa, normalmente bajo el pretexto de la guerra contra la droga.
Es más, en toda la región, las presiones desde EE.UU. vienen cada vez más desde el lobby empresarial. Francisca Skoknic, del Centro de Investigación e Información Periodística (Ciper), que tuvo acceso a los cables de Wikileaks, asegura que les resultó reconfortante “comprobar que la embajada ya no es un actor relevante en Chile”. Pero Skoknic denunció las presiones de la multinacional constructora estadounidense AES Gener para conseguir autorización para la construcción ilegal de una central nuclear. “La historia más importante de Wikileaks en Chile no es política sino de intereses empresariales de EE.UU.”, dice.
Pero aún habrá que esperar para anunciar el fin de la capacidad de EE.UU. para amedrantar a Latinoamérica, dice Kornbluh: “El departamento de Estado siempre ha sido más suave; no vamos a saber si han pasado cosas sucias hasta que se desclasifiquen las comunicaciones de la CIA”.
Dicho esto, la historia de Wikileaks, Assange y Correa, es una ventana indiscreta a una nueva era en la que el auge de China ha reducido drásticamente la dependencia de Latinoamérica del vecino del norte. Esto es lo más destacado de Wikileaks Latinoamérica, según los investigadores y el trabajo de síntesis coordinado por Kornbluh para la revista neoyorquina The Nation.
BRASIL
Choque Exteriores-Defensa.
Brasil es el país en el que los periodistas han analizado los documentos con mayor profundidad. Eran 3.000 cables enviados en el periodo 2003-2010. Wikileaks hasta dio lugar a un nuevo medio de comunicación, Pública, creado por uno de sus colaboradores, Natalia Viana. Viana sacó a la luz las escisiones entre el proestadounidense Ministerio de Defensa –en constante contacto con la embajada de EE. UU. – y el más nacionalista Asuntos Exteriores, bajo Celso Amorim. Este se había negado repetidamente a acceder a presiones de EE.UU. de forzar el aislamiento de Hugo Chávez. La llegada al poder de Dilma Rousseff impuso la línea de Amorim.


MÉXICO
Washington ató a Calderón.
 México es la excepción que pone a prueba la regla de la menguante influencia de EE.UU., según sostiene Blanche Petrich Moreno, reportera de investigación de la revista La Jornada. Los cables “pusieron de manifiesto el grado asombroso de influencia estadounidense sobre el gobierno de Felipe Calderón”. Tradicionalmente receloso ante EE.UU., el Estado mexicano “se ha rendido”, dice Moreno. El rival del sur de Río Grande ya no es el Estado sino los narcos. Según Wikileaks, 120 agentes de la DEA (Agencia antidroga de EE.UU.) y del FBI fueron asesinados por narcos en México entre el 2007 y el 2009.
PERÚ
La Casa Blanca, con Fujimori.
Assange cometió el error en Perú de pasar los documentos al diario pro Fujimori, Comercio, según Kornbluh. Pero el medio digital de investigación IDL-Reporteros dirigido por Gustavo Gorriti, publicó una serie de artículos que dejaron constancia de cómo Washington –bajo presiones del entorno fujimorista– trató de frenar el ascenso de Ollanta Humala en las presidenciales del 2011 frente a la hija de Alberto Fujimori, Keiko. Las filtraciones fueron decisivas –sostiene Gorriti–, para la victoria de Humala y “la derrota de los plutócratas en Perú”.
ARGENTINA
Censura a la libertad de prensa.
Según Santiago O’Donnell, un veterano reportero de investigación y director de internacional de Página 12, de Buenos Aires, y exreportero de The Washington Post, “la principal herencia de Wikileaks no es lo que ha revelado sobre el papel estadounidense en Latinoamérica sino lo que dice de las restricciones sobre la libertad de información y la prensa libre”. Esto se ha visto de manera diáfana en Argentina, donde O’Donnell se vio forzado a escribir un libro para sacar la información. “Ni mi propio diario quiso publicarlo”, se lamenta en una mesa redonda con Kornbluh publicada en The Nation.
COLOMBIA
Base secreta en Venezuela.
En un país que oculta tanto sobre la colaboración con EE.UU. en la guerra contra la droga, Wikileaks “no era la bomba atómica que esperábamos”, dice Carlos Eduardo Huertas de la revista Semana. Pero sí trascendió que Colombia, bajo la presidencia de Álvaro Uribe, mantenía una base militar secreta en territorio venezolano. Según Huertas, EE.UU. parece menos dispuesto a apoyar a Colombia frente a Venezuela de lo que uno podía pensar.  
VENEZUELA
Financiación de la oposición.
Los 1.600 documentos referentes a Venezuela –la mayoría posteriores al 2007– confirman que, después del golpe –que contaba con el apoyo pasivo de la Administración Bush– la capacidad estadounidense para debilitar al gobierno de Chávez quedó drásticamente reducida. Washington financió a la oposición y presionó a Brasil para para que arrinconara a Chávez. Uno de los objetivos clave era mantener a Venezuela al margen del bloque comercial de Mercosur. La prueba de fuego de que EE.UU. ya no es la potencia que era se produjo hace un mes: el 31 de julio Venezuela fue admitido como miembro de pleno derecho en Mercosur.
ECUADOR
Defensor de Assange.
Rafael Correa, mucho antes de conceder asilo político a Assange, forzó la salida del embajador de EE.UU. tras la publicación de documentos en los que éste sugería que el presidente ecuatoriano tenía conocimientos de la endémica corrupción en la cúpula policial.
CENTROAMÉRICA
Contra el golpe de Honduras.
Centroamérica es un caso irónico dado el tradicional apoyo estadounidense al golpismo en la zona. Según Kornbluh, los documentos dejan muy claro que la Administración Obama se opuso al golpe contra Manuel Zelaya en Honduras en el 2009. El Departamento de Estado hasta retiró los visados a los oligarcas hondureños involucrados. Lo significativo, quizás, es que EE.UU. no tuvo la capacidad (o quizás suficiente interés) para prevenirlo.
Fuente Andy Robinson.


¿Para mayor información sobre consultoria de seguridad en el enlace:
Info sobre las cosas que me interesan

Julian Flores Garcia
Consultor Internacional de Seguridad

Pagina web Jefe de Seguridad http://www.jefedeseguridad.net/
Pagina web siseguridad http://www.siseguridad.es/
Pagina web vigilantes de seguridad http://www.vigilantesdeseguridad.cat/
Pagina web segurpricat http://www.segurpricat.biz/
twiter @juliansafety


Julian Flores Garcia http://bit.ly/15rpCdh http://bit.ly/ZwWy0b
http://www.siseguridad.es/index.php/que-hacemos