Julian Flores Garcia Segurpricat

Julian Flores Garcia Segurpricat
Julian Flores Garcia Director Segurpricat

jueves, 18 de abril de 2013

La regulación de precios de los productores de gas ha sido asimétrica entre campos de producción y han coexistido esquemas de precios máximos para el gas de La Guajira con precios libres para los demás yacimientos

En Colombia los productores han vendido el gas natural, principalmente, a través de negociaciones bilaterales libres con sus compradores, en las cuales pueden participar las grandes industrias.
La regulación de contratos ha sido ligera y permite que las partes acuerden su clausulado acogiéndose a las modalidades de suministro, entre las cuales se encuentran el servicio firme que asegura la entrega a cambio de un pago fijo y el servicio interrumpible o sujeto a disponibilidad.
La regulación de precios ha sido asimétrica entre campos de producción y han coexistido esquemas de precios máximos para el gas de La Guajira con precios libres para los demás yacimientos. Esto ha generado distorsiones y en algunos casos asignaciones ineficientes del gas entre compradores.
Bajo este contexto regulatorio y en un escenario de oferta de gas abundante, se desarrolló el mercado colombiano desde 1996 cuando se interconectaron los campos de la costa atlántica con los mercados del interior del país.
A partir de 2006, la exigencia regulatoria impuesta a los generadores térmicos de contar con contratos de suministro en firme para las 24 horas del día y los 365 días del año, sumada a la ausencia de nuevos descubrimientos de gas con un nivel muy considerable de penetración del servicio, cambiaron el balance hacia la demanda.
El nuevo escenario de escasez derivó incluso en una reducción de la confiabilidad porque los mantenimientos en producción generaron interrupciones del servicio. La teoría microeconómica se aplicó al pie de la letra y el precio del gas reaccionó al alza, lo cual prendió las alarmas de la industria y las autoridades gubernamentales.
El regulador, buscando la transparencia del mercado y la eficiencia en la asignación de un producto escaso, introdujo el esquema de subastas para la comercialización del gas, diseñadas por los mismos productores y aplicables solamente en condiciones de escasez.
Realizadas varias subastas, ningún comprador quedó satisfecho aunque el resultado, independientemente del nivel de precio, permitía asegurar que los compradores fueron aquellos con mayor disposición a pagar por el gas natural, lo cual en economía se califica como eficiente.
El año pasado, analizada la experiencia del período 2006-2012 el regulador publicó una propuesta que modifica en forma sustancial el mercado de gas. Propuso eliminar la asimetría en los precios del gas en boca de pozo, dejando únicamente el esquema de libertad vigilada.
También pretende regular todas las dimensiones de los contratos de venta de gas entre productores y compradores. Así mismo, propone limitar las compras directas de los grandes consumidores a los productores, por lo que en adelante éstos compradores deberán recurrir a un intermediario.
Finalmente conservará el esquema de las subastas, pero aplicadas incluso en condiciones de abundancia de gas, pretendiendo eliminar una posible discriminación de precios. Esto es contrario a la teoría económica y también afecta el incentivo a la explotación del gas porque la discriminación de precios permite incrementar el nivel de ventas y capturar nuevos mercados que con precios uniformes simplemente no pueden consumir.
La propuesta es bien intencionada y busca la organización del mercado, no obstante el regulador no debe olvidar que el tamaño del mercado de gas colombiano no es tal que atraiga a los productores para invertir en buscar reservas y explotarlas, mas aún si el mecanismo de venta es complejo y excesivamente regulado. Tampoco debe olvidar el regulador que si bien el mercado es oligopólico, el gas enfrenta la competencia de energéticos sustitutos, lo cual controla cualquier posibilidad de abuso por parte de los productores de gas para capturar rentas del consumidor con la discriminación de los precios.


¿Para mayor información sobre consultoria de seguridad en el enlace:
Julian Flores Garcia


¿QUIÉNES SOMOS? SISEGURIDAD.ES un grupo de expertos profesionales de la seguridad privada que tenemos como objetivos constituir un foro de analisis, reflexión, cooperación activa para la prevención de riesgos promover la filosofia y cultura de la seguridad con nuestra experiencia y formación en seguridad privada estamos acreditados por el Ministerio de Interior su Dirección General de la Policia como Directores de Seguridad , disponemos de formación y experiencia multidisciplinar para ser sus consultores en la creación de un Departamento de Seguridad en su Empresa o asesorar al ya constituido, como redactar proyectos de seguridad canalizando sus sugerencias y propuestas impulsando una cooperación activa entre Uds. como responsables de empresas y instituciones privadas y públicas.

Consultor internacional de Seguridad
http://www.siseguridad.es/index.php/que-hacemos