Balance 2012 de la lucha contra la inmigración irregular

La llegada de inmigrantes irregulares a las costas españolas en 2012 se reduce un 30% y frena el crecimiento iniciado en 2011

24 / 01 / 2013 Madrid
Balance 2012 de la lucha contra la inmigración irregular 
El año pasado llegaron a las costas españolas 3.804 inmigrantes irregulares mientras que en 2011 lo hicieron 5.411.
El dato registrado en 2012 en Canarias, un 50% menos que en 2011, es el mejor de los últimos 15 años. Con este nuevo descenso, el archipiélago se sitúa en los mismos niveles históricos del año 1997.
Desde 2006, la entrada de personas en situación irregular a las costas españolas  ha descendido un 90,3%, lo que supone los mejores datos de la serie 2001-2012.
En 2012 cayó el número de llegadas a Ceuta y Melilla al pasar de 3.343 en 2011 a 2.841, lo que supone una disminución de 502 personas.
Las repatriaciones han descendido un 16,38% debido a la reducción de llegadas de inmigrantes irregulares a España, lo que representa un ahorro en el gasto público.
Durante el año 2012 ha descendido la llegada de inmigrantes irregulares a las costas españolas frente al crecimiento registrado en 2011. Por medio de embarcaciones, el año pasado entraron en España 3.804 inmigrantes irregulares frente a los 5.441 que lo hicieron en 2011, lo que supone un descenso del 30 por ciento. La disminución alcanza el 90,3 por ciento respecto a 2006, año en que se registró la llegada masiva de 39.180 inmigrantes irregulares. El período 2006-2012 registra los mejores resultados de la serie histórica en materia de lucha contra la inmigración irregular en España.
Se invierte la tendencia de 2011 pasando de un aumento del 18 por ciento en 2011 a una reducción del 30 por ciento en 2012. La presión migratoria desde África continúa y la crisis económica no ha sido un elemento desincentivador de la inmigración irregular hacia España. El trabajo constante en el que se destaca la excelente labor cotidiana de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y el esfuerzo humano y tecnológico desplegado por el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil, han conseguido estos buenos resultados en materia de inmigración irregular que llegaba a las  costas españolas. A ello hay que sumar, la estrecha cooperación del Ministerio del Interior con los principales países de origen y tránsito de la inmigración irregular: Mauritania, Senegal, Argelia y muy especialmente con Marruecos. En 2012, no ha llegado ninguna embarcación a Canarias con inmigrantes irregulares desde Senegal y tan sólo un cayuco desde Mauritania.

Entradas de inmigrantes irregulares en Canarias

Esta tendencia decreciente es especialmente significativa en Canarias. Si en 2011 llegaron a las islas 340 inmigrantes irregulares, en 2012 lo hicieron 173, lo que constituye un descenso del 50 por ciento. La misma tónica se registra en la Península y Baleares. Así, mientras que en 2011 llegaron en embarcaciones 5.101 inmigrantes irregulares, esta cifra desciende hasta los 3.631 en 2012, por lo que en este caso la disminución se sitúa en el 29 por ciento.
Una clara perspectiva de la tendencia decreciente en la entrada de inmigrantes irregulares en la Península, Baleares y Canarias por medio de embarcaciones la proyecta la comparativa de los datos registrados en 2012 con los de 2006, año en el que se produjo la llegada masiva de inmigrantes irregulares. En 2006 alcanzaron las costas de la Península y Baleares 7.502 personas en situación irregular, mientras que en 2012 lo hicieron 3.625, lo que supone un descenso del 51,7 por ciento.     
El caso de Canarias también es muy significativo en la comparativa de  2006 con 2012. Si en 2006 las costas de las islas fueron alcanzadas por 31.678 inmigrantes irregulares, el año pasado solo lo hicieron 173. La diferencia de un año respecto a otro es de 31.505 inmigrantes ilegales, lo que arroja un descenso del 99,5 por ciento. Este dato registrado en 2012 en Canarias es el mejor de los últimos 15 años. Con este nuevo descenso, nos situamos en los mismos niveles históricos del año 1997.
Otro dato muy significativo es el hecho de que en 2012 no haya llegado ninguna embarcación a Canarias con inmigrantes irregulares desde Senegal y tan sólo un cayuco desde Mauritania.

Entradas de inmigrantes irregulares en Ceuta y Melilla

En Ceuta y Melilla también ha descendido en 2012 la entrada de inmigrantes irregulares, que intentaron acceder a las dos ciudades autónomas a nado, ocultos en vehículos o medios de transporte o bien vulnerando el perímetro fronterizo. En 2012 llegaron a Ceuta y Melilla un total de 2.841 de personas en situación irregular cuando en 2011 lo hicieron 3.343, lo que supone una disminución del 15%.Este descenso es más acentuado respecto a 2001, año en el que entraron 4.969 inmigrantes irregulares. Esta cifra comparada con la registrada en 2012 supone una disminución del 42,8%.

Repatriaciones

En cuanto a repatriaciones de inmigrantes irregulares, el Ministerio del Interior realizó a lo largo del año pasado 26.457 mientras que en 2011 la cifra se situó en 30.792, lo que supone una disminución del 16,38 por ciento. Este descenso obedece al decrecimiento del flujo de llegadas de personas en situación irregular durante 2012.

Denegación de entrada

Las denegaciones de entrada (personas rechazadas en los puestos fronterizos habilitados, como por ejemplo, puertos y aeropuertos) descendieron un 22,04 % el año pasado.  De las 11.092 denegaciones de entrada efectuadas en 2011 se ha pasado en 2012 a 8.647, lo que arroja una diferencia de 2.445 personas.

Readmisiones

Las readmisiones (personas que han cruzado la frontera entre España y Francia y España y Portugal, y que han sido interceptadas y devueltas al país del que ha salido en virtud de los acuerdos con estos dos países) aumentaron un 10,25%, ya que en 2011 se registraron 1.278 y en 2012 la cifra se sitúo 1.409.

Devoluciones

Las devoluciones (personas que trataron de entrar en España por puestos no habilitados como fronteras) descendieron 11,23%. En 2011 se registraron 7.064 casos mientras que en 2012 fueron 6.271, lo que supone una diferencia de 793 personas.

Expulsiones

Durante 2012 se produjeron 10.130 expulsiones (personas interceptadas en una localidad española carente de documentación) mientras que en 2011 se registraron 11.358, por lo que el descenso se sitúa en el 10,81%.

Expulsiones cualificadas

El Ministerio del Interior creó en 2009* la Brigada de Expulsión de Delincuentes Extranjeros del Cuerpo Nacional de Policía (BEDEX), cuya misión es la repatriación de delincuentes extranjeros con numerosos antecedentes penales y/o judiciales, vinculados con terrorismo, bandas organizadas, violencia de género o cualquier otro hecho delictivo de especial gravedad y que suponen una amenaza para la seguridad pública. Estas expulsiones son ordenadas judicialmente y conllevan la prohibición de entrada en España y en los países miembros del espacio Schengen.
El número de repatriaciones descendió en 2012 respecto a 2011 debido a la reducción de llegadas de personas en situación irregular a España. Del total de expulsiones llevadas a cabo en 2012 (10.130), 8.809 fueron cualificadas (-3% respecto a 2011) y 1.321 no cualificadas (-41% respecto a 2011).
Aunque las cifras son inferiores a las registradas en 2011, año en el que se produjeron 9.114 expulsiones cualificadas y 2.244 (de un total de 11.358), las cualificadas continúan aumentando y ya representan el 87% del total frente al 80% en 2011, mientras que las no cualificadas descienden un 13% frente al 20% en 2011.
Con estas cifras, se consolida la política ministerial que prioriza las expulsiones cualificadas (personas vinculadas a actividades delictivas) y no las de extranjeros en mera situación irregular en España.
Además, si comparamos el número de repatriaciones de delincuentes extranjeros desde 2009*, éstas aumentan un 16%. De esta manera, si en 2009 el total de expulsiones cualificadas se situaba en 7.591, en 2012 esta cifra ha sido de 8.809, lo que supone un incremento de 1.218 casos.