Julian Flores Garcia Segurpricat

Julian Flores Garcia Segurpricat
Julian Flores Garcia Director Segurpricat

miércoles, 12 de diciembre de 2012

El Estado, a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), inyectará capital en el grupo BMN y en el banco CEISS, fruto de la fusión de Caja España-Duero, lo que le convertirá en el principal accionista de estas dos entidades, han informado hoy a Efe fuentes financieras.


LM/AGENCIAS 
El Estado, a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), inyectará capital en el grupo BMN y en el banco CEISS, fruto de la fusión de Caja España-Duero, lo que le convertirá en el principal accionista de estas dos entidades, han informado hoy a Efe fuentes financieras.
Con el argumento de que ambos grupos ya han recibido ayudas, la Comisión Europea cree que la mejor fórmula para recapitalizarlos en estos momentos es la inyección directa de fondos por parte del FROB, informa Efe.
Se descarta así la previsión inicial de que el apoyo público que BMN y CEISS vaya a llegar a través de bonos convertibles contingentes ("cocos", en el argot financiero), que las entidades podrían recomprar en un plazo máximo de 5 años.
Sin embargo, esta última fórmula estará disponible tanto para Caja3,formada por Cajacírculo, Inmaculada y Badajoz, como para Liberbank, el grupo de Cajastur, Caja Cantabria y Extremadura. Si bien esta última entidad defiende que no necesitará ayudas.

La Comisión Europea no exigirá a estas entidades que cambien sus equipos de gestión ni previsiblemente que lleven a cabo una reestructuración tan drástica de sus plantillas y red de oficinas, si bientendrán que aplicar quitas en los canjes de participaciones preferentes y deuda subordinada.

Para que la inyección de fondos públicos en BMN y CEISS se haga lo antes posible, se necesita una valoración independiente de los dos grupos, que determinará exactamente el porcentaje del capital que quedará en manos del FROB previsiblemente a comienzos de 2013.

Además, en esas fechas habrá llegado el dinero público a Caja3 mediante la emisión de "cocos" y a Liberbank, si la entidad no lo lograra finalmente por sus propios medios.

El Gobierno cree que para todas estas operaciones bastará con unos1.500 millones de la ayuda europea para la banca, aunque para determinarlo con exactitud habrá que esperar a que Bruselas apruebe la próxima semana los planes de reestructuración de este colectivo, que se beneficiará del traspaso de activos inmobiliarios al "banco malo".

El visto bueno final de la Comisión Europea servirá también para comprobar, según han argumentado las mismas fuentes, que el caso de estas cuatro entidades dista mucho del apoyo recibido por Bankia, CatalunyaBanc, Novacaixagalicia y Banco de Valencia, las otras cuatro entidades en las que también participa el FROB.

Las estrategias de saneamiento de CEISS y Caja3 pasarán por el cierre de sus respectivas fusiones con Unicaja e Ibercaja, mientras que BMN y Liberbank, a diferencia de la mayoría de entidades nacionalizadas, podrán seguir adelante con sus planes.

De hecho, aunque el Estado se vaya a convertir en el principal accionista de BMN, el grupo tendrá un plazo de hasta 5 años para que la participación pública se convierta en privada, el mismo periodo del que puede disfrutar Liberbank si requiere ayuda.