Julian Flores Garcia Segurpricat

Julian Flores Garcia Segurpricat
Julian Flores Garcia Director Segurpricat

miércoles, 14 de noviembre de 2012

«Se recomienda al cliente que sea precavido y que antes de decidirse por el artículo que regalan, calcule el dinero que ganaría con el TAE (Tasa Anual Equivalente) que se aplica al artículo promocional y compararlo con su valor en el mercado, sobre todo, con los artículos relacionados con las nuevas tecnologías, ya que suelen depreciarse con gran rapidez»


Alertan sobre los regalos promocionales de los bancos

La Federación de Usuarios Consumidores Independientes, FUCI, advierte a los consumidores que la multitud de ofertas existentes por parte de bancos que ofrecen, por una imposición a plazo fijo o por domiciliar una nómina, diversos regalos como ordenadores portátiles, televisores, Ipad, equipos de música, videocámaras,robot de cocina ... puede no ser tan chollo como realmente parece.

Gustavo Samayoa, presidente de FUCI, avisa a los consumidores que «en la mayoría de los casos no es oro todo lo que reduce y las promociones vendidas a bombo y platillo son mucho menos rentables que si se opta por una remuneración dineraria. Los artículos que los bancos ponen a disposición del cliente son una remuneración en especie por la que el usuario renuncia al beneficio monetario que podría obtener con ese dinero y que en el 75% de los casos es superior al valor del producto».
«Se recomienda al cliente que sea precavido y que antes de decidirse por el artículo que regalan, calcule el dinero que ganaría con el TAE (Tasa Anual Equivalente) que se aplica al artículo promocional y compararlo con su valor en el mercado, sobre todo, con los artículos relacionados con las nuevas tecnologías, ya que suelen depreciarse con gran rapidez», apunta Samayoa.
Samayoa recomienda que antes de caer en la tentación del regalo «debemos pensar primero si de verdad lo necesitamos y fijarnos en las obligaciones que adquirirás con el banco como el tiempo de permanencia o los gastos adicionales para valorar si no te resultaría más barato comprarlo por tu cuenta e ir a un banco que te de más ventajas».
En este sentido, recuerda que «en muchas ocasiones los gastos de envío corren a cargo del cliente, y pueden ser elevados, ya que en estos se camuflan los impuestos derivados de los que supuestamente se hace cargo el banco. Asimismo, suelen ir acompañados de una permanencia obligatoria de 1, 2 o 3 años».
El cliente debe saber también que Hacienda considera que el importe de los artículos que ofrecen los bancos es rendimiento de capital mobiliario, por lo que está sujeto a una tributación de aproximadamente el 19%.
http://www.segurpricat.eu

Fuente: diario ABC.