Los detalles sobre cómo fue abatido Bin Laden también difieren de la versión conocida hasta ahora. Según ésta, el Navy SEAL que iba en cabeza vio como Bin Laden se asomaba desde su habitación y se metía de nuevo en ella, dejando la puerta abierta.

Nuevos detalles de la operación contra Bin Laden

Versión para impresión
Acabo de terminar No Easy Day. The Firsthand Account of the Mission that Killed Osama bin Laden. Salió el pasado 4 de septiembre, y en una semana se han vendido un millón de ejemplares, sin contar las versiones en e-book.
El libro está firmado por dos autores: Kevin Mawrer, un periodista especializado en fuerzas de operaciones especiales, y Mark Owen, el pseudónimo de uno de los jefes de equipo de los Navy SEALs que asaltaron el complejo de Abbottabad. Al día siguiente de anunciarse la aparición del libro, la cadena Fox filtró que el nombre real de Mark Owen era Matt Bissonnette. Y muy poco después su foto y datos personales comenzaron a circular por foros yihadistas, donde se alentaba a su asesinato. Por su parte, el Pentágono está considerando iniciar acciones legales contra Bissonnette por publicar el libro sin contar con autorización oficial.
Bissonnette fue uno de los pocos Navy SEALs que subieron al tercer piso donde vivió y murió Bin Laden. El relato de la operación es trepidante y rico en detalles. Selecciono tres que hasta ahora no eran conocidos:

  • En contra de lo que afirma Peter Bergen en otro gran libro sobre el tema, Manhunt. The Ten-Year Search for Bin Laden--from 9/11 to Abbottabad, los Navy SEALs sí que recibieron fuego hostil cuando asaltaron el complejo. Ahmed Al Kuwaiti (el famoso correo humano que permitió dar con el escondrijo de Abbottabad) y Khalid, uno de los hijos adultos de Bin Laden, presentaron oposición armada. Sin embargo, Osama Bin Laden ni siquiera se molestó en preparar su Kalashnikov (Bissonnette comprobó la recamara y la encontró vacía). Es un punto que resalta nuestro autor: después de animar durante años a que miles de sus seguidores diesen la vida combatiendo, el líder de Al Qaeda no luchó hasta el final.
  • Los detalles sobre cómo fue abatido Bin Laden también difieren de la versión conocida hasta ahora. Según ésta, el Navy SEAL que iba en cabeza vio como Bin Laden se asomaba desde su habitación y se metía de nuevo en ella, dejando la puerta abierta. El SEAL corrió tras él, lo encontró de pie en la habitación e inmediatamente le disparó en la cabeza y en el pecho. El relato de Bissonnette es distinto. El Navy SEAL que iba primero disparó a Bin Laden en la cabeza cuando éste asomó desde su habitación, a unos tres metros de distancia. Bin Laden cayó dentro.
  • Tres Navy SEALs se aproximaron con cautela. Uno de ellos era el propio Bisonette. Desde la puerta vieron a dos mujeres llorando junto Bin Laden, que en esos momentos se agitaba entre convulsiones. Tenía un agujero de bala en el lado izquierdo de la cabeza y el suelo estaba manchado de sangre y masa cerebral. La más joven vio a los SEALs y se lanzó gritando contra ellos. El SEAL que había ido en cabeza agarró a ambas mujeres y las apartó a un rincón (lo que le habría costado la vida en caso de que alguna de ellas hubiese llevado un chaleco explosivo). Bisonette y el tercer SEAL apuntaron los láseres de sus armas contra el pecho de Bin Laden y realizaron varios disparos que acabaron definitivamente con el jefe de Al Qaeda.


  • Los SEALs tardaron varios minutos en confirmar que el muerto era realmente Bin Laden. El mensaje: "Geronimo EKIA" (Enemy Killed in Action) no se transmitió de inmediato. La herida del rostro dificultaba la identificación y, a su vez, la barba tintada desconcertó a Bissonnette. No era la imagen que esperaba encontrar en el cara a cara con el líder de Al Qaeda. Comenzó a contrastar información: el cadáver era de estatura elevada, algunos rasgos faciales resultaban familiares, era el único varón adulto que habían encontrado en el tercer piso (donde, según la CIA, estaba la habitación de Bin Laden), y el resto de varones del complejo habían estado donde se esperaba.
  • Para asegurarse, uno de los Navy SEALs que sabía árabe preguntó quién era el difunto a las dos mujeres que lloraban en la habitación. Una de ellas le respondió que era el "Sheij", pero no dio ningún nombre, sólo varios alias. Marchó a donde estaba el grupo de niños que vivían en la casa principal y preguntó a una de las niñas mayores. Ésta respondió: "Osama Bin Laden". De vuelta en la habitación agarró del brazo a la mujer que le había respondido con evasivas y le exigió a gritos el nombre del muerto. Ella, asustada y llorando, dijo el mismo nombre que había dado la niña. Acto seguido transmitieron el mensaje.
    http://www.jefedeseguridad.net

    Entradas populares