En momentos de crisis, algunos errores pueden salir más caros de lo habitual. Todo es más frágil, así que formas de actuar que en otro momento no se notarían tanto, pueden ahora llevar a consecuencias más severas.

Diez errores que hay que evitar durante la crisis

En momentos de crisis, algunos errores pueden salir más caros de lo habitual. Todo es más frágil, así que formas de actuar que en otro momento no se notarían tanto, pueden ahora llevar a consecuencias más severas. El Centro de Estudios Financieros (CEF) ha confeccionado un breve decálogo con el que se quiere “ayudar al ciudadano a evitar algunos errores de libro”.

Ahí van, pues, 10 recomendaciones:

1.  No amargarse: Las dificultades económicas que atravesamos no deben llevarnos al pánico. Gastar menos no significa vivir peor.

2.  No despistarse en el trabajo: Implícate, mejora tu formación en la medida que sea posible y esfuérzate especialmente ahora. Aunque las condiciones de trabajo hayan empeorado.

3.  No limitar el uso de Internet sólo al correo: La Red ofrece mucho de una forma muy sencilla: buscar trabajo, acceder al banco, desarrollo de proyectos. Además, muchas veces la oferta más competitiva para viajar y para todo tipo de cultura, está en Internet. 

4.  No dejarse llevar por los impulsos: Más que nunca, hay que comprar con cabeza, de acuerdo a una lista previa. Hacer la compra sin saber lo que se precisa acarrea un 30% más de gasto. Vale la pena optar por productos de temporada y marcas blancas.

5.  No comprar en el primer sitio que encontremos: Compara precios y busca la tienda más competitiva. Pueden haber diferencias de precio bastante grandes en según qué productos. 

6.  No tirar los extractos bancarios sin leerlos: No está de más que analices los gastos para saber en qué cosas puedes ahorrar. Usa transporte público, utiliza la lavadora y el lavavajillas sólo cuando estén llenos, evita apuntarte a sitios a los que no irás, y si cenas con los amigos, mejor en su casa que en un restaurante. 

7.  No hablar con nuestro banco de año en año: Vigila las comisiones que te cobran, porque las entidades pueden aprovechar la coyuntura para subirlas. Vigila las facturas y no dejes que venzan. 

8.  Ahorrar eficientemente: Si tienes dinero ahorrado, no lo pongas a plazos demasiado largos. Es mejor poder retirarlo pronto sin coste, aunque la rentabilidad sea menor. A ser posible, mantén un nivel de ahorro que te permita pagar los gastos fijos durante al menos seis meses. No te endeudes más de lo que estás y evita los créditos al consumo o de dinero rápido.

9.  No dejarse llevar por lo que hacen los otros: En momentos de dificultades económicas, el rumor puede ser la antesala de una decisión errónea. Cada perfil de persona es diferente, lo que para otra persona conviene, puede que para ti, no.

10.  No realizar o contraer préstamos arriesgados: La Bolsa es una montaña rusa, por lo tanto es preferible que inviertas en productos de rentabilidad fija como bonos o letras. Cuidado con los préstamos en monedas distintas al euro. La oferta de intereses mucho más bajos a los que tenemos en la eurozona implica grandes riesgos.


Entradas populares