Julian Flores Garcia Segurpricat

Julian Flores Garcia Segurpricat
Julian Flores Garcia Director Segurpricat

miércoles, 24 de octubre de 2012

En el informe se dividen los sueldos en función de la naturaleza del trabajo realizado, en nueve categorías (ver cuadro). De acuerdo con estos datos, en todas ellas los empleados públicos están por encima de sus homólogos privados


siseguridad.es ha compartido un enlace.

Los empleados públicos ganan un 40% más de media que los del sector privado

Los trabajadores de las administraciones públicas tienen un sueldo medio de 29.811 euros, frente a los 21.231 euros del sector privado.


Los sueldos crecen un 16%



Cotizarán por la paga extra

La crisis cuestiona la figura del funcionario

D. SORIANO 2012-10-24
Los empleados públicos cobran un 40% más de media que sus colegas en el sector privado. Ésta es una de las principales conclusiones de la Encuesta de Estructura Salarial 2010 publicada este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE) que, además, muestra cómo en todo tipo de trabajos se mantiene esta relación de ventaja para los trabajadores de las administraciones excepto en el apartado de "Directores y gerentes".

Según el INE, el salario bruto medio anual en España en 2010 era de 22.790 euros. A este resultado se llega con un sueldo medio en el sector público de 29.811,67 euros y de 21.231 euros para el sector privado. De esta manera, el sueldo de los funcionarios y los empleados públicos es un 40% superior a la media que se cobra en las empresas españolas.

En el informe se dividen los sueldos en función de la naturaleza del trabajo realizado, en nueve categorías (ver cuadro). De acuerdo con estos datos, en todas ellas los empleados públicos están por encima de sus homólogos privados. En algunos casos, existe una gran diferencia, como por ejemplo para los "Operadores de instalaciones y maquinaria":32.363 euros de media en el sector público frente a 19.646 en el privado.

Sólo hay una categoría en la que cambie esta situación. En los puestos directivos, las empresas pagan una media de 57.363 euros al año, mientras que las administraciones se quedan en 52.176 euros. Eso sí, hay que tener en cuenta que todos estos datos hacen referencia al año 2010, cuando aún no se habían tomado las últimas medidas sobre el sueldo de los empleados públicos (primero una reducción del 5% de media, luego la eliminación de la paga extra para este año y la congelación prevista para 2013).



Estos datos cuadran con el Decil de salarios del empleo principal, tambiénpublicado por el INE con los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA). Este informe divide a todos los trabajadores españoles en diez grupos de igual tamaño, en función de su sueldo. Así, el 10% de los trabajadores españoles cobra menos de 717 euros y están en el decil 1; mientras, el 10% cobra más de 3.257 euros y está en el decil superior.

Pues bien, según dicho estudio, el 20,8% de los trabajadores del sector público está en ese decil superior, frente a un 7,2% en el privado. Y al mismo tiempo, sólo el 2,3% de los empleados de las administraciones está en el decil inferior (menos de 717 euros) frente al 12% de los privados, aunque en este caso hay que apuntar la mayor influencia del trabajo a tiempo parcial en las empresas.

Los peores incentivos

A pesar de todo, los expertos coinciden en que el problema de los trabajadores públicos españoles no es que cobren mucho o poco, sino en que, por regla general, no cobran lo que se merecerían. En la administración, lo que más cuenta para determinar la remuneración y el ascenso de un empleado es la antigüedad y no su productividad.

Las reglas habituales en una empresa privada (el más eficiente o trabajador cobra más) no cuentan en un ministerio, una empresa pública o una consejería. Esto provoca un efecto desincentivador, puesto que el buen funcionario siente que su trabajo es igual de valorado que el de su compañero, que se aprovecha de su estatus de empleado público. EnLibre Mercado publicamos hace unos meses un reportaje en el que apuntábamos como los funcionarios conforman, salvo excepciones, una fuerza laboral de élite, que ha superado exámenes que les sitúan por encima de la media de su sector en casi todos los campos. Eso sí, también es un grupo sometido a los peores incentivos en lo que se refiere a su trabajo diario.

Todo esto ha provocado que se esté discutiendo cada día más el estatus del empleado público en España. La figura del funcionario como alguien con un empleo de por vida es cuestionada en numerosos ámbitos. Y no para castigar a estos trabajadores sino, al contrario, para premiar a los mejores de entre ellos y, al mismo tiempo, desenmascarar a la minoría que no merece su puesto.

Por ejemplo, el Círculo de Empresarios, en su informe sobre los Presupuestos Generales del Estado para 2013, realiza un interesante análisis sobre la figura del trabajador público, tal y como publicamos hace unos días. En países como Suecia, Dinamarca o Finlandia, con un fuerte peso del Estado, los funcionarios tienen una legislación sobre el despido similar a la de sus compañeros del sector privado. Y también suelen tener más incentivos para aquellos que mejor cumplen su cometido.

Volviendo a la encuesta del INE conocida este miércoles, vemos cómo ese sueldo superior para los empleados privados en el caso de los directivos apunta en esa línea. Aquellos que destacan en la empresa tienen más opciones de llegar a un sueldo muy elevado. Mientras, el funcionario sabe que tiene asegurado un salario base quizás más alto, pero no puede aspirar a una gran subida, incluso aunque su desempeño sea excelente.

http://www.jefedeseguridad.net/
Me gusta ·  ·