Lluvias intensas y tormentas para el fin de semana

28 / 09 / 2012 MADRID
htttp://www.siseguridad.es/blog

Una depresión aislada en niveles altos está provocando precipitaciones muy intensas en el área del sur peninsular
Afectará también a otras zonas del país, especialmente al tercio este peninsular y a las Islas Baleares
Se aconseja adoptar medidas de autoprotección y extremar las precauciones
Preste especial atención a las normas preventivas de su comunidad autónoma
Manténgase informado en todo momento de la posible evolución de los cambios meteorológicos
La Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, según las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), avisa por precipitaciones intensas y tormentas que afectarán a diversas zonas del país, especialmente al sur y tercio este peninsular, así como a las islas Baleares. La situación se prolongará hasta el sábado 29.
Aviso especial de la Agencia Estatal de Meteorología
Una depresión aislada en niveles altos que se encuentra situada sobre el suroeste peninsular se irá desplazando en las próximas horas por el Golfo de Cádiz, Mar de Alborán y litoral mediterráneo peninsular hasta abandonar, probablemente, nuestro territorio por Cataluña el próximo domingo 30 de septiembre. Su influencia, unida a la existencia de un sistema frontal muy activo y la circulación de vientos húmedos en superficie, está provocando precipitaciones muy intensas en áreas del sur peninsular.
Hoy viernes se esperan precipitaciones localmente muy fuertes, y en ocasiones acompañadas de tormentas, en las provincias de la mitad sur peninsular y área mediterránea. Las intensidades más elevadas (de 30 a 60 mm/hora o, incluso, puntualmente superiores) se prevén en las provincias del cuadrante sureste, sobre todo en las provincias de Andalucía oriental, Murcia y mitad sur de la Comunidad Valenciana.
Para el sábado 29, se espera que las precipitaciones más intensas se produzcan en Levante, Cataluña y Baleares, tendiendo a remitir a lo largo del domingo.

RECOMENDACIONES
Ante lluvias intensas
  • Si va conduciendo, disminuya la velocidad, extreme las precauciones y no se detenga en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua.
  • Si tiene que viajar, procure circular preferentemente por carreteras principales y autopistas.
  • Si comienza a llover de manera torrencial, piense que existe riesgo de inundación. No atraviese con su vehículo ni a pie los tramos inundados, porque desconoce lo que puede haber debajo del agua, y localice los puntos más altos de la zona. No intente salvar su automóvil en medio de una inundación.
  • Si se encuentra en el campo, hay que alejarse de los ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas, evitando atravesar vados inundados. Igualmente, debe dirigirse a los puntos más altos de la zona.
  • No obstante, el difícil pronóstico de los fenómenos tormentosos aconseja mantenerse informado en todo momento de la posible evolución de los cambios meteorológicos.
Ante el riesgo de tormentas
  • El peligro de las tormentas para las personas se produce, fundamentalmente, en campo abierto.
  • No obstante, en los núcleos urbanos también hay peligro de caída de rayos, por lo que es conveniente colocarse cerca de los edificios para protegerse.
  • En las  viviendas se aconseja evitar las corrientes de aire. Si va conduciendo, un vehículo cerrado puede ser un buen refugio.
  • Si la tormenta le sorprende en el campo, evite correr y permanecer en lugares elevados, como los altos de las colinas, crestas o divisorias. No se refugie bajo los árboles y aléjese de alambradas y objetos metálicos.
Ante el riesgo de inundaciones
  • Como medidas previas, conviene retirar del exterior de la vivienda aquellos objetos que puedan ser arrastrados por el agua, así como revisar cada cierto tiempo el estado del tejado, las bajadas de agua y los desagües.
  • Colocar los documentos importantes y productos peligrosos en aquellos lugares de la casa en los que el riesgo de que se deterioren por la humedad o se derramen sea menor.
  • No estacionar vehículos ni acampar en cauces secos, ni a la orilla de ríos, para evitar ser sorprendido por una crecida de agua.
  • Si llegara a inundarse la vivienda, es fundamental abandonar cuanto antes los sótanos y plantas bajas y desconectar la energía eléctrica. Utilizar preferentemente linternas.
  • Interésese por personas mayores y enfermas próximas que vivan solas o aisladas.
Manténgase informado en todo momento de la posible evolución de los cambios meteorológicos y, en caso necesario, siga las recomendaciones que se indiquen y que se encuentran  en: