GUARDIA CIVIL, AGENCIA TRIBUTARIA Y POLICÍA JUDICIARIA PORTUGAL

Una operación conjunta de la Guardia Civil, la Agencia Tributaria y la Policía Judiciaria portuguesa culmina con la incautación de 2.800 Kilos de hachís en Portugal

30 / 07 / 2012 MADRID
Se ha detenido a 9 personas, de las cuales 6 son portuguesas y 3 españolas
La Guardia Civil, el Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria y la Policía Judiciaria portuguesa han llevado a cabo una operación conjunta que ha culminado con la incautación de 2.800 kilos de hachís en Portugal. Han sido detenidas 9 personas, de las cuales 6 son portuguesas y 3 españolas, originarias estas últimas de Ourense y de una zona próxima a Vilagarcía de Arousa y Cambados, en la provincia de Pontevedra.
Esta aprehensión es fruto de la colaboración, tanto a nivel nacional como internacional, existente entre las distintas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad dedicados a la lucha contra el narcotráfico.

Operación “Panty”

Como resultado de las labores de investigación y control de personas relacionadas con el narcotráfico, miembros de la Guardia Civil y del Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria verificaron la celebración de una serie de reuniones entre personas conocidas por sus antecedentes y relaciones con el narcotráfico, que hicieron sospechar la preparación de una maniobra de tráfico de drogas.
El transcurso de las investigaciones permitió comprobar la unión al grupo de otras personas de nacionalidad portuguesa. Ante este hecho los agentes españoles solicitaron la colaboración de la policía del país vecino, lo que permitió identificar a los participantes y corroborar las sospechas iniciales, al tratarse también de personas relacionadas con el tráfico de estupefacientes que a su vez eran objeto de investigación por parte de la Policía Judiciaria portuguesa.
A mediados del corriente mes de julio se pudo comprobar que las personas investigadas se desplazaron al sur de Portugal, concretamente a las proximidades de la localidad de Odemira, donde la Policía Judiciaria se hizo cargo del control operativo de los mismos.
Se estableció un importante operativo, que incluyó presencia de la Marina y la Fuerza Aérea portuguesas, el cual permitió interceptar una embarcación semirrígida de tres motores, de las denominadas planeadoras, que se encontraba cargada con 90 fardos de hachís, cuyo peso sumaba 2.800 kilos de esta sustancia, y dispuesta para alijar en las inmediaciones del Río Mira a su paso por Odemira. Esta droga procedía del Norte de Marruecos.
Fueron detenidas las 9 personas que participaban en el alijo, los cuales ofrecieron gran resistencia a la detención, lo que ocasionó el fallecimiento de uno de los ocupantes de la planeadora como consecuencia de las heridas sufridas al serle seccionada una pierna por la hélice de la embarcación cuando pretendía huir. El herido fue trasladado de urgencia en una ambulancia a un hospital de la zona, pero no pudo hacerse nada por su vida a causa de la pérdida de sangre.
Para más información pueden ponerse en contacto con la Oficina Periférica de Comunicación (OPC) de la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra, en el teléfono 986 807 900, extensiones 208 y 211.