La Policía Nacional desarticula un grupo especializado en asaltar perfumerías y otros establecimientos comerciales

09 / 08 / 2012 MADRID
Detenidas cuatro personas tras una persecución por la A-1 cuando pretendían salir de España después de su último robo
Ocultaban la mercancía sustraída en un trastero de Azuqueca de Henares y pocas horas después de los robos la enviaban a Rumanía, donde era vendida en el mercado ilícito
Se han practicado tres registros domiciliarios en los que se han incautado más de un centenar de perfumes, una caja fuerte forzada, herramientas para la comisión de los robos y numerosas etiquetas de prendas de ropa de una conocida marca
Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo especializado en asaltar establecimientos comerciales, principalmente perfumerías y salones de juego. Hansido detenidas cuatro personas, de nacionalidad rumana, tras una persecución por la A-1 cuando pretendían salir de España después de su último robo. Los arrestados, que operaban en diferentes puntos del país, ocultaban la mercancía sustraída en un trastero de Azuqueca de Henares (Guadalajara) y pocas horas después de los robos la enviaban a través de un servicio de paquetería a Rumanía, donde era vendida en el mercado ilícito. Podrían haber obtenido unos beneficios superiores a los 200.000 euros con esta ilícita actividad.
Ocultaban los productos en un trastero
Esta organización operaba en todo el territorio nacional. Hasta el momento se les imputan cinco robos con fuerza en Zaragoza, Toledo y Guadalajara. Tras cometer estos hechos delictivos ocultaban el material que obtenían en un trastero de la localidad de Azuqueca de Henares y, en el menor espacio de tiempo posible, trataban de deshacerse del botín enviándolo a Rumania, donde era vendido en el mercado ilícito. 
Tras su último robo con fuerza, cometido en un bar de la citada localidad alcarreña, los integrantes de esta banda huyeron por la A-1, con la intención de abandonar el territorio nacional. Los investigadores coordinaron un complejo dispositivo de seguimiento que permitió finalmente interceptarles en San Sebastián. Allí fueron detenidos y los agentes intervinieron los efectos robados en su última actuación.
Castigos por negligencia en el cumplimiento de las funciones
La organización estaba perfectamente organizada y estructurada, llegando incluso los más veteranos, a someter a represalias y castigos a otros miembros si éstos no cumplían correctamente con las tareas que les eran encomendadas. Así, si uno de los integrantes del grupo no advertía con suficiente anterioridad al resto del grupo de la inminente presencia policial era abandonado en el lugar de los hechos, como castigo a su negligencia.
En el transcurso de la operación se practicaron tres registros domiciliarios en Azuqueca de Henares (Guadalajara) en los que se incautaron, entre otros efectos, dinero en efectivo procedente de los robos en establecimientos de hostelería, perfumes valorados en miles de euros, una caja fuerte forzada, herramientas y numerosas etiquetas de prendas de ropa de una conocida marca. La operación se ha desarrollado gracias a la colaboración de la Agregaduría de Interior de la Embajada de Rumanía en Madrid.
La investigación ha sido llevada a cabo por la Sección Europa del Este, perteneciente a la UDEV, de la Comisaría General de Policía Judicial; la Brigada Provincial de policía Judicial de Madrid; el Grupo de Delincuencia Urbana de la Comisaría Provincial de Guadalajara; la Agregaduría de Interior de la Embajada de Rumania en Madrid y la colaboración de las Brigadas de Policía Judicial de San Sebastián, Vitoria y Burgos.