Ir al contenido principal

Miguel Merino. Director de Seguridad de DHL portadaSeguridad en la Industria.

El desarrollo en la formación y la profesionalización son un pilar fundamental para el sector de la seguridad privada; es una exigencia de futuro»

0

«Actualmente se es más consciente de la necesidad de que la seguridad forme parte del propio negocio como el resto de elementos de la cadena, tanto como un elemento de valor añadido como por ser uno de los pilares de la estabilidad y la calidad de la misma», así lo asegura Miguel Merino, Director of Security. Portugal & Spain. DHL Express, en una entrevista en la además analiza cómo está afectando la situación de crisis al sector de la Seguridad Privada, así como el papel que juega hoy en día la especialización y profesionalización de los profesionales de la seguidad.

Miguel Merino. Director of Security. Portugal & Spain. DHL Express


Miguel Merino. Director of Security. Portugal & Spain. DHL Express
—Recientemente  han entrado en vigor las nuevas órdenes ministeriales que afectan directamente a la seguridad privada, ¿que valoración haría de las mismas y de qué manera han influido en el ámbito de la seguridad en nuestro país?
—Las órdenes ministeriales son la consecuencia de la evolución y la consiguiente necesidad de adaptación a las demandas sociales. Por otro lado, tal vez en el Reglamento de Seguridad Privada quedaron algunos aspectos pendientes que han hecho necesaria su actualización. No cabe duda de que estos cambios a medio plazo significarán la modernización de la seguridad privada, tanto en su implantación a nivel social como en los aspectos más técnicos. En este caso contribuirá decididamente a continuar el desarrollo del sector privado de la seguridad.
Es cierto que la aplicación real hace necesarias inversiones importantes para adaptar el equipamiento por un lado y, por otro, se ha acometido el ambicioso reto de actualizar la formación del personal de seguridad privada. Si bien, en la actual coyuntura económica está significando un gran esfuerzo para el sector, difícil de asumir en algunos casos; no cabe duda de que incidirá positivamente en su desarrollo y adaptación a los nuevos tiempos. Esto garantizará la presencia privada de la seguridad, que podrá hacer frente a las futuras demandas sociales.
—Tras más de dos años de crisis económica, ¿cómo cree que está afectando en el sector de la Seguridad en España? ¿En qué aspectos está teniendo más repercusión en el ámbito de la seguridad en grandes compañías como es el caso de DHL?
—La actual crisis económica afecta a todos los sectores y el de la seguridad no se escapa a sus efectos. Sin embargo, a diferencia de otros ámbitos de la actividad empresarial, la seguridad privada se ha visto afectada en menor medida debido a que la demanda social de seguridad no ha decrecido y aún, muy probablemente, ha crecido por el aumento del riesgo de actuaciones antisociales que las circunstancias actuales podrían propiciar.
Por otro lado, las compañías de seguridad constituyen una parte importante en el desarrollo de nuevas tecnologías de detección de vigilancia y de seguimiento, y en ese aspecto, aunque se han adaptado a las circunstancias actuales, no han cesado las inversiones. En el caso específico de DHL, debo destacar el compromiso, que como sabéis, siempre ha existido con nuestros clientes al confiarnos el transporte de sus documentos, mercancías y productos.
Esto nos obliga no solamente a no bajar la guardia en las medidas y protocolos destinados a su protección, sino a hacer frente a los nuevos riesgos que se puedan plantear y que afrontamos haciendo las inversiones necesarias para seguir contando con la confianza de nuestros clientes y usuarios del servicio de transporte. No es necesario recordar las importantes inversiones que hemos hecho en los últimos años en dotar nuestras instalaciones de los más modernos y efectivos sistemas de seguridad, como lo refrenda además la superación año a año de las auditorías externas ISO 28000 y 14 TAPA A hasta el momento, que avalan los más altos niveles de gestión de seguridad para la protección de mercancías en la cadena de suministro.
Es posible que estas circunstancias económicas puedan provocar aumentos de ciertos tipos de delincuencia en determinados sectores, y en esta perspectiva las compañías grandes no deben descuidar su preparación para afrontar con éxito la posible demanda de seguridad.
Tenemos confianza en que el sector de la Seguridad Privada será un factor clave en la protección y el desarrollo de la sociedad en el futuro inmediato.

Hoy en día la seguridad integral se planrea como un objetivo a alcanzar como modelo organizativo en las grndes empresas
—¿Cuáles son las prioridades de seguridad para el responsable de Seguridad de una gran empresa de Logística y Distribución?
—No son muy diferentes las prioridades del responsable de Seguridad de una gran empresa sea del sector que sea, salvo las propias atribuibles a la propia diferencia de negocios. En este sentido considero primordial el acompañar con el resto de responsables de la compañía al desarrollo y la innovación para mantener viva las expectativas de crecimiento e implantación de la empresa.
Por otro lado, ser parte de la propia estrategia de negocio garantiza que se le pueda proporcionar la seguridad necesaria con antelación y previendo qué circunstancias van a concurrir a medida que se cumple con su desarrollo.
Otra prioridad del responsable de Seguridad es conocer y estar al tanto de la evolución de los riesgos, amenazas actuales y de los retos que plantean. De la interpretación que de todo ello se realice depende parte del éxito futuro del negocio tanto en su solidez como en su crecimiento y expansión.
La búsqueda constante de valor añadido que la seguridad puede aportar al negocio, se convierte en otra prioridad cuando se forma parte indiscutible de él.
—¿Considera que sería necesario mejorar y ampliar la especialización y formación obligatoria entre los profesionales de la Seguridad Privada?
—Rotundamente sí. Sabemos que la sociedad avanza y todos los sectores económicos lo hacen con ella. Si el sector de la Seguridad no avanzara en este sentido dejaría de ser demandado por la sociedad al no poder responder a sus necesidades. El desarrollo en la formación y la profesionalización son un pilar fundamental para el sector de la Seguridad Privada. Es una exigencia de futuro. Si miramos atrás y analizamos cual ha sido la evolución de la formación y la de los profesionales de la seguridad privada desde hace unos pocos años a esta parte, el esfuerzo de adaptación del sector ha sido enorme. La cualificación de los integrantes del sector privado es ahora muy diferente y, como hemos comprobado recientemente, se ha hecho una actualización regulatoria en este ámbito. Digo esto, porque el futuro nos seguirá exigiendo la adaptación a los cambios que continuamente se vienen produciendo en la sociedad y en los sectores económicos, y necesitaremos de personal cada vez más cualificado para un desarrollo profesional que cumpla con las expectativas y las demandas porque el negocio se ve continuamente influenciado por esta evolución.
—¿Cuáles son los pilares fundamentales sobre los que tiene que asentarse una seguridad integral en instalaciones del tipo de DHL?
—Hoy en día la seguridad integral se plantea como un objetivo a alcanzar como modelo organizativo en las grandes empresas. Contrariamente a lo que sucedía antes, la seguridad ha dejado de ser responsabilidad de una persona o como mucho a un departamento que no tenía por qué ser el de seguridad con un equipo más o menos numeroso de vigilantes. Actualmente se es más consciente de la necesidad de que la seguridad forme parte del propio negocio como el resto de elementos de la cadena, tanto como un elemento de valor añadido como por ser uno de los pilares de la estabilidad y la calidad de la misma.
Los empleados son el mayor activo que las empresas poseen. En ellos se basa el negocio y por tanto también la seguridad como parte del mismo. Los empleados han de tener la formación y concienciación necesaria para proporcionar seguridad a la parte de la cadena de la que forman parte en el negocio aunque no exclusivamente, ya que hay que obtener su compromiso para la participación como parte de un eslabón que no es independiente. Estos dos pilares que he mencionado, la formación y la participación o compromiso no se pueden compenetrar sin que los empleados dispongan de un elemento común para que puedan aplicar. Esta es la información. Los empleados bien informados sobre la política de seguridad de su compañía, de los riesgos, de las amenazas serán más capaces de aplicar las medidas de seguridad necesarias a su trabajo diario y en su área para garantizar la continuidad de la cadena de suministro.

Los empleados son el mayor activo que la empresa posee.
—¿Qué tipo de coordinación, a nivel de formación, comunicación…existe entre el departamento de Seguridad y el resto de departamentos de la compañía?
—DHL trata de mejorar su seguridad fortaleciendo la seguridad, basándonos en las tres premisas que antes he mencionado. Mantenemos una relación estrecha, como un departamento más de la compañía, con el resto de departamentos.
Por ejemplo, y en particular, nuestra coordinación con el departamento de Recursos Humanos es continua y basada en procesos ya muy sólidos dentro de nuestra organización. Todo nuevo empleado o subcontratado recibe, en la primera semana de su incorporación, una formación inicial en seguridad que debe certificarse. Esta formación inicial ha de actualizarse periódicamente de forma que su concienciación y formación sea constante, como mínimo antes de los dos años siguientes de la anterior formación recibida.
Además, los empleados también reciben información a través de diferentes publicaciones internas (circulares, newsletters, revista interna, etc) en las que el departamento de Seguridad dispone de una sección fija donde incluye temas relevantes y actuales, así como proyectos y logros de la compañía relacionados con su seguridad.
La participación y la involucración de los empleados quedan definidas en los programas de mejora continua a partir de la obtención de la certificación ISO 28000.
La seguridad relacionada en muchos aspectos con el área de calidad y medio ambiente, tras esta certificación mantiene indicadores que son influidos directamente por los empleados en su actividad diaria. Son conocedores de cuál es su papel dentro de estas áreas y cómo pueden ayudar a obtener mejores resultados y aumentar la seguridad de la compañía; de ellos mismos y de los envíos que los clientes nos han confiado.
Con objeto de corregir todas las desviaciones que en estos indicadores se puedan producir, todos los empleados tienen acceso a una herramienta corporativa para informar al departamento de Seguridad de cualquier incidente que se produzca. De esta forma pueden minimizarse sus efectos en el negocio y tras su análisis, establecer medidas para evitar hechos similares. Los empleados a través de los comités de calidad tendrán un papel primordial en la aplicación de estas medidas de mejora continua.
Fotos: DHL

Entradas populares