Julian Flores Garcia Segurpricat

Julian Flores Garcia Segurpricat
Julian Flores Garcia Director Segurpricat

martes, 17 de julio de 2012

Informe jurídico sobre los Departamentos de Seguridad en los Museos (I)

Informe jurídico sobre los Departamentos de Seguridad en los Museos (I)


ÍNDICE  

  • Objeto
  • Referencias Legales
  • Referencias Documentales
  • Referencias Administrativas
  • Consideraciones
  • Consideración Previa: Comparecencia ministro del Interior en la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados
  • Consideración Primera: Laguna normativa en relación con la figura del Director de Seguridad
  • Consideración Segunda: Inclusión del Director de Seguridad en la modificación de la Ley
  • Consideración Tercera: Integrantes del personal de Seguridad privada
  • Consideración Cuarta: Corroboración de que los Directores de Seguridad son integrantes de la Seguridad Privada
  • Consideración Quinta: Obligatoriedad del Director de Seguridad orgánico de la entidad (museo)
  • Consideración Sexta: La existencia de un Departamento de Seguridad
  • Consideración Séptima: Competencias del Departamento de Seguridad
  • Consideración Octava: El Plan de Seguridad
  • Consideración Novena: Relaciones del Departamento de Seguridad con el Ministerio del Interior
  • Consideración Décima: Responsabilidad del transporte de obras de arte
  • Conclusiones a los fundamentos y su adaptación a las necesidades de un museo
  • Pregunta Primera: ¿Los Directores de Seguridad de Departamentos de Seguridad de Museos, son personas de Seguridad Privada (catalogadas en el punto segundo del artº 1 de la Ley 23/1992)?
  • Pregunta Segunda: ¿Qué museos o entidades custodias de Patrimonio Histórico deben disponer de un Departamento de Seguridad?
  • Pregunta Tercera: ¿Se debe comunicar a Seguridad Privada del CNP el transporte de obras de arte?
  • Pregunta Cuarta: Quién custodia las obras de arte en el transporte? ¿Seguridad privada contratada o el CNP?
  • Para terminar





OBJETO



El presente informe tiene como propósito el estudio exhaustivo de las normas sobre seguridad privada en España a efectos de contribuir en la mejora y fortalecimiento de esta figura legal.

En especial, se pretende dar cabida a las cuestiones más abajo planteadas con el fin de justificar una serie de medidas y recomendaciones que, una vez analizado el marco legal en el que se encierra la Seguridad Privada actual, se formularán para la implementación efectiva de las normas objeto de este informe:

a)    ¿Los Directores de Seguridad de Departamentos de Seguridad de Museos, son personas de Seguridad Privada (catalogadas en el punto segundo del artº 1 de la Ley 23/1992)?
b)    ¿Qué museos o entidades custodias de Patrimonio Histórico deben disponer de un Departamento de Seguridad?
c)    ¿Se debe comunicar a Seguridad Privada del CNP el transporte de obras de arte?
d)    ¿Quién custodia las obras de arte en el transporte? ¿Seguridad privada contratada o el CNP?

REFERENCIAS LEGALES


a)    Ley 23/1992, de 30 de julio, de Seguridad Privada.

b)    Ley Orgánica 1/1992, de 21 de febrero, sobre Protección de la Seguridad Ciudadana.

c)    Real Decreto 2364/1994, de 9 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de Seguridad Privada.

d)    Real Decreto 195/2010, de 26 de febrero, por el que se modifica el Real Decreto 2364/1994, de 9 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de Seguridad Privada, para adaptarlo a las modificaciones introducidas en la Ley 23/1992, de 30 de julio, de Seguridad Privada, por la Ley 25/2009, de 22 de diciembre, de modificación de diversas leyes para su adaptación a la ley sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio.

e)    Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español.

f)    Ley 8/2007, de 5 de octubre, de Museos y Colecciones Museográficas de Andalucía.

g)     Ley 8/2011, de 28 de abril, por la que se establecen medidas para la protección de las infraestructuras críticas.

h)     Real Decreto 704/2011, de 20 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento de protección de las infraestructuras críticas.

i)      Orden INT/314/2011, de 1 de febrero, sobre empresas de seguridad privada.

j)      Orden INT/315/2011, de 1 de febrero, por la que se regulan las Comisiones Mixtas de Coordinación de la Seguridad Privada.

k)     Orden INT/317/2011, de 1 de febrero, sobre medidas de seguridad privada.

l)     Orden INT/318/2011, de 1 de febrero, sobre personal de seguridad privada.


REFERENCIAS DOCUMENTALES

a)    Dictamen Jurídico, de 26 de marzo de 2011, sobre medidas de seguridad electrónicas exigidas a establecimientos obligados a adoptar medidas de seguridad específicas tras la entrada en vigor de la orden 317/2011 de 1 de febrero, firmado por el Vicepresidente de AECRA, don Jorge Salgueiro Rodríguez.
b)    Artículo sobre Seguridad en los Museos, dentro del monográfico de Misceláneas Jurídicas para Museos. Revista de los Museos de Andalucía, año VII, nº 11 de octubre de 2009.
c)    Seguridad en Museos y Patrimonio Histórico. Número monográfico de la revista SECURITECNIA, Nº 379 de octubre de 2011.
d)    Comparecencia del Ministro del Interior (Fernández Díaz) para informar sobre: Las líneas generales de la política de su Departamento. A propuesta del Gobierno. Número de expediente 214/000006, de fecha 31 de marzo de 2012 (Boletín Oficial de la Cortes nº 29.
e)    “El Director de Seguridad y las Infraestructuras Críticas”. Relación de seis artículos publicados en www.belt.es entre el 30 de agosto al 10 de octubre de 2011.
f)    Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo. Protección de las Infraestructuras Críticas en su lucha contra el terrorismo de 20 de octubre de 2004.
g)    Artículo sobre el traslado de la Constitución de 1812 a Cádiz. Publicado en: http://www.lamoncloa.gob.es/ServiciosdePrensa/NotasPrensa/MIR/2012/090312constitucion.htm


REFERENCIAS ADMINISTRATIVAS


a)    Boletín de Seguridad Privada nº 35 de enero de 2012. Consulta efectuada por la asesoría de un museo, sobre las Ordenes, INT/314/2011 y INT/317/2011, ambas de 1 de febrero, sobre de diversos aspectos contemplados en las mismas, en relación a la actividad del transporte de objetos valiosos o peligrosos.




CONSIDERACIONES

CONSIDERACIÓN PREVIA: COMPARENCIA DEL MINISTRO DEL INTERIOR ANTE LA COMISIÓN DE INTERIOR PARA EXPONER LAS LÍNEAS GENERALES DE SU DEPARTAMENTO

A lo largo de las sucesivas consideraciones relacionadas con el patrimonio histórico y más concretamente con los museos, veremos una cierta indefinición que para los profesionales de la seguridad en este ámbito llega a ser frustrante.

Hay que resaltar, sin embargo, que existe voluntad política de remediar esta situación, tal como se recoge en el 7º objetivo estratégico expuesto por el Ministro del Interior, don Jorge Fernández Díaz, en su comparecencia en la Comisión de Interior, recogiéndose las palabras publicadas en el Boletín de las Cortes, relacionada como referencia documental d):


El séptimo objetivo es proteger la seguridad de nuestra cultura y, en concreto, defender de forma eficaz nuestro patrimonio histórico frente al expolio y frente a la exportación ilegal, trabajando a estos efectos de forma coordinada con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.
El séptimo eje de nuestras prioridades pone el acento en proporcionar seguridad al mundo de la cultura. Recuerden mi presentación inicial, cuando hablaba del concepto de seguridad desde una perspectiva integral y poliédrica. El mundo de la cultura y de manera particular la protección del patrimonio histórico-artístico frente al expolio y la exportación ilegal. Es preciso crear registros informáticos de establecimientos dedicados a la compra-venta de obras de arte y de casas de empeño, previniendo la materialización de la venta de los efectos sustraídos mediante un seguimiento actualizado de las operaciones de compraventa y transacciones. En relación con esta estrategia también propondremos la creación de un sistema de ficheros de piezas de joyería singulares y obras de arte con fotografías, así como la digitalización de los libros de policía de los comercios de antigüedades, galerías y salas de compra-venta de obras de arte de tal modo que puedan ser consultados telemáticamente, facilitando de esta manera la búsqueda y rápida identificación en el caso de sustracción tanto a nivel nacional como a nivel internacional. Para evitar la recurrencia, que empieza a ser demasiado frecuente, por desgracia, de robos de obras de arte en los últimos años, en especial de obras procedentes de iglesias en zonas rurales o alejadas de los núcleos de población, será preciso reforzar la labor de la brigada de patrimonio histórico del Cuerpo Nacional de Policía y la del grupo de patrimonio histórico de la Guardia Civil, y así lo vamos a hacer.
En tercer lugar, pretendemos reformar la Ley de seguridad privada para establecer mecanismos de colaboración más eficaces con la seguridad pública, adaptarnos a la normativa europea y mejorar, en la medida de lo posible, como es nuestro deber, la calidad del servicio.

Esta reforma de la Ley de Seguridad Privada es coherente con la Ley de Infraestructuras Críticas, en la cual asume un importante papel dentro de los “Operadores Críticos” (las entidades) el Director de Seguridad homologado por el Ministerio del Interior, tal como se recoge en el artículo 16:
Artículo 16. El Responsable de Seguridad y Enlace.
1. Los operadores críticos nombrarán y comunicarán al Ministerio del Interior un Responsable de Seguridad y Enlace con la Administración en el plazo que reglamentariamente se establezca.
2. En todo caso, el Responsable de Seguridad y Enlace designado deberá contar con la habilitación de Director de Seguridad expedida por el Ministerio del Interior según lo previsto en la normativa de seguridad privada o con la habilitación equivalente, según su normativa específica.
3. Las funciones específicas del Responsable de Seguridad y Enlace serán las previstas reglamentariamente.

Parece pues que se debe, sin contradecir la legislación vigente, “navegar a favor de la corriente” al objeto que cuando se promulgue la nueva normativa, que sin lugar a dudas potenciará la figura del Director de Seguridad y del correspondiente Departamento, encuentre a las entidades que protegen el Patrimonio Histórico, y por supuesto los museos, con la organización adecuada para adaptarse a ella.

La Unión Europea sensible a la problemática de la seguridad, introdujo ya en el año 2004, a través de una Comunicación al Consejo y Parlamento Europeo, a los “Monumentos principales” de un Estado miembro, dentro de la relación de infraestructuras críticas. Con posterioridad no se ha dado tanto énfasis al encuadramiento de patrimonio histórico entre los sectores críticos, pero si se analiza la definición europea de Infraestructura Crítica, se observa que se resalta todo lo que pueda alterar de forma muy sensible a la vida ciudadana, y cómo no se puede considerar infraestructura crítica (IC) para Francia, por ejemplo, la protección de la Gioconda de Leonardo da Vinci, y como este se podrían poner muchos más en España: ¿Nos imaginamos un atentado a la Virgen del Rocío de Almonte?

En el Plan Nacional de Protección de Infraestructuras Críticas aprobado por la Secretario de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior el 7 de mayo de 2007, incluye entre los sectores estratégicos: Administración (servicios básicos, instalaciones, redes de información, activos, y principales lugares y monumentos nacionales). ¿Una transposición incorrecta de la Comunicación de la Comisión Europea? ¿Es lógico constreñir la IC a los monumentos o debe ampliarse a las obras de arte, en definitiva al patrimonio histórico?

CONSIDERACIÓN PRIMERA: LAGUNA NORMATIVA EN LA FIGURA DEL DIRECTOR DE SEGURIDAD

La Ley 23/1992 arrastra una laguna legislativa, corregida en parte con la aprobación de su Reglamento en lo concerniente a la figura del Director de Seguridad.

Andrés Martín Ludeña, Presidente de la Asociación para la Protección del Patrimonio Histórico (PROTECTURI), en un libro que está escribiendo y que ha tenido la gentileza de proporcionarme algún capítulo, materializa de forma certera esta ausencia del Director de Seguridad de la ley madre de la Seguridad Privada:

Este asunto se resuelve —aunque generando un conflicto normativo— con la publicación del Reglamento de Seguridad Privada que se aprueba por RD 2364/1994 de 9 de diciembre. En dicho Reglamento, que en realidad es de desarrollo de la Ley de protección de la seguridad ciudadana y de la propia Ley de Seguridad Privada, se añade una categoría más al personal de seguridad privada establecido en la Ley— y de ahí el conflicto normativo—, el Director de Seguridad Privada, pero de una forma tímida, haciendo una finta reglamentaria, haciéndolo aparecer como una especialidad de los jefes de seguridad.

Resulta evidente que el legislador policial pretende con esta nueva figura disponer de un profesional cualificado de seguridad, ahora le exige experiencia o titulación, que le sirva en determinadas situaciones, dirigir los departamentos de seguridad que se creen en las empresas, en los “centros, establecimientos o inmuebles” cuando el número de vigilantes sea tan significativo como para no poder ser dirigido desde fuera y cuando lo disponga discrecionalmente la autoridad policial, atendiendo a la complejidad o elevado riesgo de una empresa determinada. Como puede verse se trata todos ellos de supuestos de especialización, de profesionalización de una figura de responsabilidad pero siempre “desde dentro” de la propia empresa, porque se supone que en los tres casos las necesidades exceden del servicio que pueda prestar un Jefe de Seguridad de una empresa de seguridad “desde fuera” del ámbito empresarial.

(continuará...)




Expertos relacionados:

Suplemento Temático: Los nuevos retos del Director de Seguridad