Julian Flores Garcia Segurpricat

Julian Flores Garcia Segurpricat
Julian Flores Garcia Director Segurpricat

domingo, 22 de julio de 2012

II JORNADA DE SEGURIDAD PRIVADA EN CASTILLA Y LEÓN Juan Carlos Robledo Hernández, director de Seguridad Integral de Caja Rural de Salamanca Un año más, y continuando con el compromiso adquirido, el próximo 24 de mayo se celebrará la II Jornada de Seguridad Privada en Castilla y Leó





SEGURPRICAT pone a su disposición como consultores de seguridad internacional e Inteligencia su experiencia internacional

SEGURPRICAT pone a su disposición como consultores de seguridad internacional e Inteligencia su experiencia internacional y formación en el analisis de riesgos en seguridad para que pueda toma la decisión màs adecuada a sus necesidades, disponemos de formación multidisciplinar, talento, inteligencia y creatividad para colaborar con eficiencia y eficacia en sus proyectos internacionalización de su empresa, porque nadie ignora que la implantación en el mercado exterior no se improvisa.



II JORNADA DE SEGURIDAD PRIVADA EN CASTILLA Y LEÓN
Juan Carlos Robledo Hernández, director de Seguridad Integral de Caja Rural de Salamanca

Un año más, y continuando con el compromiso adquirido, el próximo 24 de mayo se celebrará la II Jornada de Seguridad Privada en Castilla y León. Con diferencia a la anterior edición, celebrada en junio de 2010, concentramos los temas a tratar en una sola jornada completa debido a las dificultades del momento, sin que ello afecte a los contenidos, que se perfilan como los más interesantes en estos momentos para el sector. El objetivo respecto a las primeras jornadas, que resultaron un éxito en todos los sentidos, sería consolidar este evento como uno de los referentes para el sector por su calidad, por sus asistentes y por celebrarse en un marco de referencia cultural inigualable como es la ciudad de Salamanca. Desde Caja Rural de Salamanca nos sentimos orgullosos de colaborar en esta iniciativa junto a Seguritecnia y de poder contar con la colaboración especial de la Delegación de Gobierno de la comunidad. Por otro lado, no puedo dejar de reconocer el esfuerzo y el apoyo de los patrocinadores Gunnebo y Prosegur, que apuestan por el acto un año más, en tiempos de reducciones presupuestarias y de dificultades en todos los sentidos.
En el contenido de las jornadas, hemos querido tratar los temas más relevantes del momento, calando en las nuevas amenazas y retos, debido a los nuevos escenarios, que demandan una reforma legislativa y una cooperación con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado como pilares básicos para garantizar una correcta salud del sistema de seguridad nacional.
El objetivo es que todos los profesionales asistentes tengamos la oportunidad de transmitir e intercambiar nuestras impresiones sobre un panorama que requiere de una labor conjunta y coordinada para que el sector sea capaz de ser operativo y eficaz, adaptándose a las nuevas necesidades con la agilidad y profesionalidad exigidas.
Director de Seguridad
En mi opinión, varias de las medidas a actualizar pasan por el Departamento de Seguridad, que debería hacerse extensivo a actividades que a día de hoy están eximidas de ello y que por el número de empleados, actividad que desempeñan, siniestralidad delictiva o efectos contundentes ante siniestros estaría justificada de manera positiva una correcta y necesaria gestión de la seguridad.
A la vez, se promocionaría la figura director de Seguridad. La aptitud de este profesional se debería plantear mediante una alta formación, como mínimo universitaria, con la finalidad de estar en posesión de la capacidad necesaria para asumir constantes retos y nuevas amenazas. Se debe entender a esta figura como un gestor del riesgo global de la entidad o empresa (protección de personas, bienes, información, imagen, cumplimiento normativo, etc.), postulándose como único interlocutor ejecutivo entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y la parte operativa de la organización privada. Deberá tener conocimiento sobre todos los riesgos, si bien de manera ejecutiva, ya que en algunos casos y para determinadas amenazas podrá estar apoyado operativamente por personal con una cualificación específica, como por ejemplo son los riesgos informáticos. Deberá estar capacitado para realizar los distintos análisis preventivos, procedimientos ante situaciones operativas y garantizar la seguridad de la organización ante acontecimientos críticos. Además se encargará de transmitir la política de seguridad a todos los miembros de la entidad, incluida la alta dirección, a la que de alguna manera, y como ya se hiciera en la Ley de Prevención de Blanqueo de Capitales, se debería delegar parte de la responsabilidad en cuanto al cumplimiento normativo, ya que la experiencia derivada de dicha ley con esta nueva medida ha sido notablemente positiva en cuanto a facilitar la labor y las ejecuciones al personal operativo en los distintos OCIC (Órgano de Control Interno y de Comunicación). Esto viene precedido del hecho de que en algunas organizaciones, a día de hoy, por muy difícil que trate de entenderse, se considera tanto al departamento de Seguridad como a su director como un mero trámite normativo, más relacionado con un gasto que con una inversión, dándose situaciones que, aunque permitidas por la normativa, como pudiera ser la delegación del director de Seguridad en una persona externa a la organización, difícilmente –y solo en casos muy exclusivos– podrán reportar una gestión de calidad y adaptada a las necesidades propias de cada caso concreto.
En definitiva y concluyendo, deseo que la Jornada resulte interesante y atractiva para todos los asistentes, que de alguna manera sirva para estrechar acuerdos y que sea positiva para el sistema de seguridad, cuyo modelo actual basado en la colaboración y cooperación debe ser el que nos acompañe siempre.