ENTREVISTA A IGNACIO LOBO MARÍN, DIRECTOR GENERAL DE GRUPO EME “El propio mercado seleccionará a las empresas que hayan trabajado más y mejor para su continuidad” Ignacio Lobo Marín lidera Grupo EME



SEGURPRICAT pone a su disposición como consultores de seguridad internacional e Inteligencia su experiencia internacional

SEGURPRICAT pone a su disposición como consultores de seguridad internacional e Inteligencia su experiencia internacional y formación en el analisis de riesgos en seguridad para que pueda toma la decisión màs adecuada a sus necesidades, disponemos de formación multidisciplinar, talento, inteligencia y creatividad para colaborar con eficiencia y eficacia en sus proyectos internacionalización de su empresa, porque nadie ignora que la implantación en el mercado exterior no se improvisa.


ENTREVISTA A IGNACIO LOBO MARÍN, DIRECTOR GENERAL DE GRUPO EME
“El propio mercado seleccionará a las empresas que hayan trabajado más y mejor para su continuidad”
Director general de Grupo EME, Ignacio Lobo MarínIgnacio Lobo Marín lidera Grupo EME desde el año 2000 como director general y director comercial. Sin embargo, la experiencia de este profesional en la Seguridad Privada comenzó hace más de dos décadas, tiempo durante el que se ha formado en la materia y ha desempeñado puestos de responsabilidad en varias compañías.
A lo largo de ese tiempo, el sector ha atravesado diferentes etapas, pero sin duda la actual marcará un antes y un después tanto en lo referido a la normativa como en la reestructuración de su tejido empresarial a causa de la crisis económica. Respecto a esto último, Grupo EME es de las pocas empresas que pueden afirmar que han crecido estos últimos años, asegura Lobo Marín. Para este profesional, en el entorno complicado en el que se encuentra el país solo las compañías “que hayan trabajado más y mejor” podrán continuar su actividad.
Esta situación ha propiciado, por otra parte, un acercamiento “absolutamente inevitable” entre patronal y sindicatos en relación con el Convenio Colectivo, a pesar de que hasta el momento sus posturas estaban muy distanciadas.



- Grupo EME cuenta con varias divisiones especializadas en diferentes campos de actividad. Podría explicarnos cómo se estructura la empresa.
Grupo EME tiene diferentes divisiones para dar respuesta a las líneas de negocio que desarrolla desde sus empresas. Con carácter general son: vigilancia y protección de bienes, protección de personas, instalación y mantenimiento de sistemas de seguridad y protección contra incendios, y servicios auxiliares. Todo ello, prestado con ámbito nacional.
La sede social y oficinas centrales se encuentran en Madrid y dispone de delegaciones y oficinas técnicas en País Vasco, Cataluña, Levante y Andalucía. La estructura está distribuida, disponiendo en cada plaza de equipos de gestión comercial, operativa y técnica, así como dotación administrativa.

- La compañía se fundó en el año 1994, ¿cómo ha evolucionado a lo largo de ese tiempo hasta los últimos movimientos que se han producido?
Grupo EME inició sus pasos en el sector de la Seguridad fundando, en el año 1994, la empresa EME Mantenimiento de Seguridad, cuya denominación actual es EME Compañía de Seguridad e Ingeniería y Mantenimiento, la cual fue inscrita en el Registro de Empresas de Seguridad del Ministerio del Interior con el número 2526.
Inicialmente, prestaba exclusivamente servicios de instalación y mantenimiento de sistemas de seguridad, pero en los años siguientes, y de forma progresiva, fue ampliando actividades y ámbitos de actuación, alcanzando el estado de la situación actual con una plantilla superior a las 500 personas y una facturación anual en torno a los 16 millones de euros.
En la actualidad, Grupo EME cuenta con un sistema de calidad certificado basado en la norma ISO 9001:2008, así como las clasificaciones y homologaciones, técnicas y administrativas, precisas para el desempeño de sus actividades.
Grupo EME está orgulloso de poder afirmar que cuenta con la confianza de numerosos clientes, tanto en el ámbito público como privado, para los que realiza y desarrolla importantes servicios y sistemas de seguridad.

- ¿Cuáles son sus planes de futuro a medio plazo? ¿Entra dentro de ellos llevar a cabo algún proceso de expansión, ya sea desembarcando en nuevos mercados o ampliando su oferta con nuevos servicios?
A corto y medio plazo, Grupo EME tiene planeado seguir creciendo de forma consolidada y constante, tal y como lo ha venido haciendo desde su fundación. Es decir, crecerá en cuanto al número de delegaciones y añadirá alguna línea nueva de negocio a su portfolio de servicios y productos, de las previstas en la legislación de seguridad privada.
Asimismo, en la actualidad estamos considerando procesos de expansión a nivel nacional e incluso internacional, en países de Iberoamérica y África.

- En este momento, que está marcado por la crisis de la economía, ¿con qué perspectivas observan en el mercado de la seguridad privada?
En estos momentos de máxima dureza y dificultad económica, el mercado de la seguridad está viéndose afectado en medida similar a otros mercados del sector servicios.
Desde Grupo EME, consideramos que en esta situación tan delicada hay que sumar esfuerzos y esmerarse al máximo para seguir contando con el altísimo nivel de fidelidad y confianza que nos otorgan nuestros clientes. De hecho, en Grupo EME no hemos dejado de crecer, de forma sostenida, pero constante, en estos últimos años cuando esta crisis se ha dejado sentir de forma tan drástica. Por supuesto, este crecimiento debe ir acompañado con una política de austeridad en el gasto y dando los pasos de forma firme pero cauta.
El propio mercado seleccionará a las empresas que hayan trabajado más y mejor para su continuidad en el mismo.

- ¿Por dónde pasa la estrategia de la compañía para mantenerse en medio de esta coyuntura? ¿Están poniendo un especial foco de atención en alguna especialidad de la seguridad en concreto?
Desde Grupo EME consideramos que debemos ofrecer al mercado soluciones integrales. No entendemos la seguridad de otra manera. Por ello debemos hacer los esfuerzos necesarios para que todas nuestras actividades se desarrollen y progresen paralelamente, de manera que siempre podamos estar en condiciones de ofrecer a nuestros clientes un servicio completo.
Este objetivo lo estamos logrando y, pese a que los ratios de crecimiento de cada una de las áreas de negocio no son iguales, todas ellas evolucionan satisfactoriamente.

- Al margen de la economía, ¿cuáles diría que son los principales problemas a resolver para las empresas que se dedican a la Seguridad Privada?
Los principales problemas que afectan a las empresas del sector de la Seguridad Privada, al margen de crisis económicas, son, como lo han venido siendo siempre, por un lado el intrusismo por parte de empresas que pretenden prestar servicios de seguridad careciendo, tanto ellas como su personal, de las habilitaciones profesionales precisas y a unos precios ínfimos e inalcanzables.
Por otro lado, la adaptación a la legislación europea (“Ley Ómnibus”) ha abierto el mercado a otras compañías y obliga a las de seguridad a tener que competir en un entorno más difícil y competitivo.
El resto de problemas está directamente relacionado con la situación económica del país.

- A comienzos de año, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, anunciaba su intención de reformar la Ley de Seguridad Privada. Se trata de una noticia anhelada por todo el sector, que desde hace años viene solicitando cambios en la norma que regula sus actividades. ¿Qué espera usted del resultado de dicha reforma, prevista para esta legislatura?
Toda reforma legal siempre es una buena noticia. Las sociedades evolucionan y los marcos legales en los que se desarrollan deben hacerlo también.
Es indudable que este sector avanza, en los últimos tiempos muy notablemente, y cada día está más y mejor regulado, pero la legislación de Seguridad Privada en la actualidad puede y debe seguir mejorando en aquellos aspectos susceptibles de mejora. Considero que estamos en el buen camino.

- Los dos últimos años han sido bastante prolíficos en lo que a normativa e iniciativas procedentes de la Administración se refiere. ¿Cuál de los proyectos que han visto la luz en los últimos años destacaría por su importancia para el sector?
En estos dos últimos años se han sustanciado diversas disposiciones legales, así como modificaciones reglamentarias. En general, todas han sido importantes, aunque con diferente incidencia en la repercusión social.
Quizás destacaría la regulación desarrollada en el ámbito de los sistemas electrónicos de seguridad. Los conceptos “verificación” y “grado” en todo lo relativo a instalaciones de seguridad han alcanzado un protagonismo determinante. Gracias a su regulación por normativa, los sistemas de seguridad ahora son menos susceptibles de generar falsas alarmas y, por tanto, la tasa de notificaciones de alarmas a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad se reduce muy notablemente.

- Parece que empresas y sindicatos han acercado posturas en relación con el Convenio Colectivo del sector. ¿Cuál es su postura respecto a las cuestiones que han estado sobre la mesa, principalmente la subida salarial?
El acercamiento de posturas ha sido absolutamente inevitable, flexibilizando las mismas tanto patronal como sindicatos. Las circunstancias socioeconómicas actuales han determinado que se alcancen acuerdos sensatos que permitan a este sector seguir adelante dentro de un contexto adecuado. En estos momentos, la patronal y los sindicatos están obligados a entenderse.

- ¿Cuál es su opinión respecto al papel que desempeñan las asociaciones del sector de la Seguridad Privada en España?
Grupo EME siempre ha pertenecido a diversas asociaciones empresariales. En la actualidad, y desde hace ya muchos años, engrosamos las filas de AES (Asociación Española de empresas de Seguridad).
Consideramos imprescindible la existencia de asociaciones. Fortalecen el sector y contribuyen notablemente a su desarrollo.

Entradas populares