En el contexto económico en el que nos encontramos inmersos actualmente, la internacionalización se convierte en una alternativa cada vez más necesaria para caminar hacia la ansiada senda del crecimiento. Sin embargo, nuestro país se enfrenta a algunas


UNA INTERNACIONALIZACIÓN CADA VEZ MÁS NECESARIA
David Sánchez Huertas / Director de Marketing de Prosegur España


En el contexto económico en el que nos encontramos inmersos actualmente, la internacionalización se convierte en una alternativa cada vez más necesaria para caminar hacia la ansiada senda del crecimiento.
Sin embargo, nuestro país se enfrenta a algunas debilidades a la hora de salir fuera. La excesiva concentración en los mercados europeos hace que seamos especialmente sensibles a los vaivenes de las economías que forman parte de la Unión Europea. En consecuencia, nuestro mercado exterior se ve afectado por la caída de la demanda en esos países.
Además, en España el número de empresas exportadoras es bastante reducido. Se estima que en el mercado español exportan de forma regular en torno a 30.000 empresas y otras 30.000 lo hacen ocasionalmente. Estos datos nos alejan bastante de aquellos registrados en otros países europeos como Italia, Francia, Alemania o Reino Unido.
Si nos centramos en el sector de la Seguridad Privada, el informe anual de APROSER, publicado a finales del pasado año, registra un nuevo descenso en la facturación de la Seguridad Privada en España, hasta caer en un 4,5 por ciento. Si bien es importante no perder de vista esta realidad, hoy la seguridad es un servicio plenamente integrado en la sociedad y en las empresas, que buscan un entorno más seguro en el que poder llevar a cabo su actividad.
En este sentido, la globalización y la fragmentación del mercado proporcionan notables oportunidades de crecimiento. Pese a una concepción global, los operadores de seguridad debemos subrayar la importancia de actuar de forma local, siendo conscientes de las particularidades de cada país. Nuestro mercado varía mucho en función de cada área geográfica. La evolución de las economías, el nivel de seguridad ciudadana, el desarrollo residencial, son todos factores que inciden notablemente en nuestra oferta de servicios. 

La industria en el mundo

Si dejamos atrás los datos de España, la industria de la seguridad a nivel mundial ha contado con atractivas tasas de desarrollo, a las que se le suman las perspectivas entre 2012 y 2017, periodo en el que se espera un crecimiento del 8,5 por ciento anual. China, India y Rusia destacarán en el panorama internacional y otros mercados de menor volumen como Israel, Singapur y Turquía serán también una interesante opción, presentando buenas previsiones de inversión.
Aunque EEUU mantendrá su posición como primer mercado del mundo, las perspectivas indican que Brasil, por la aceleración de su economía, la celebración de eventos deportivos como el Mundial y los Juegos Olímpicos, el impulso de la construcción y el aumento del poder adquisitivo de su población, representará uno de los países  con mayor desarrollo.
Y es que en Latinoamérica, el impacto de la crisis ha sido menor, y hay muchos países con perspectivas de crecimiento, sobre todo aquellos que cuentan con sólidas políticas fiscales y financieras. Además, según el informe que realiza el IE Business School sobre la inversión española en esta región, casi la mitad de las empresas encuestadas considera que su negocio allí puede superar en importancia al que tienen en el mercado de España en los próximos tres años. 
Vocación internacional
En el caso de Prosegur, la compañía actúa permanentemente con una gran vocación internacional y ha apostado por un proceso de expansión decidido y prudente. Desde el inicio de nuestra andadura, en 1976, nos hemos mantenido firmes en nuestra estrategia de crecimiento: combinación de crecimiento orgánico e inorgánico, liderazgo diversificado –por geografías y productos–, apuesta clara por la innovación, equipo humano de primer nivel y una organización orientada al cliente.
En este recorrido, hemos fortalecido nuestro posicionamiento en Latinoamérica y materializado adquisiciones de empresas, y hemos abierto oportunidades de negocio en nuevos mercados. De hecho, empezamos a ofrecer nuestros servicios durante el pasado año en tres nuevos países: Singapur, India –a través de una joint venture con SIS– y Alemania.
Prosegur desarrolla una estrategia de diversificación geográfica que ha afianzado su liderazgo a través de servicios integrales de seguridad que dan respuesta a las necesidades de los clientes globales. De esta manera, Prosegur, con más de 300 delegaciones y 145.000 empleados en todo el mundo, ha conseguido posicionarse como una compañía de referencia en Europa, Asía y Latinoamérica, los tres continentes en los que estamos presentes en la actualidad.
Como sector, no somos ajenos a la situación económica de nuestro país; por eso, la internacionalización compensa las dificultades que, debido al entorno de crisis económica, atraviesan los mercados maduros como el nuestro. Tras comprobar que son las compañías internacionalizadas como Prosegur las que mejor están soportando la crisis, al compensar con el negocio exterior la recesión que se vive en España, cada vez se vuelve más ineludible la importancia de potenciar la presencia en el exterior de las empresas españolas.
Por eso, el sector empresarial, y más concretamente las empresas del ámbito de la seguridad que trabajan en un entorno internacional, necesitan relacionarse de forma sencilla, segura y económica con los agentes que intervienen en su negocio.
La visión internacional y la innovación en servicios son indicadores que tienen una gran relevancia en la marcha futura de nuestro sector. Las compañías de seguridad son un verdadero compañero de viaje para las empresas, y como tal, deben estar a su lado en el inevitable proceso de internacionalización que algunas de ellas están acometiendo desde hace ya algunos años.
Hagámoslo posible entre todos.

Entradas populares