El Inteco deja de ser el 'gran desconocido' en León y asume un papel notable en la seguridad en la red / Cada año 'revisa' 1.900 millones de correos electrónicos

El futuro se llama Inteco
El Inteco deja de ser el 'gran desconocido' en León y asume un papel notable en la seguridad en la red / Cada año 'revisa' 1.900 millones de correos electrónicos



012
Manuel Escalante García, nuevo director general del Inteco.
Manuel Escalante García, nuevo director general del Inteco.
Al otro lado de las iniciales 'Inteco' existe todo un mundo por descubrir. El Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación, por sus propias especificaciones, ha mantenido desde su creación un aparente aire 'distante' con la sociedad leonesa. Esa distancia, multiplicada por el efecto de un innegable enfrentamiento político desde su puesta en marcha, convirtió este centro de excelencia tecnológica en blanco fácil de críticas de escaso argumento y pugnas carentes de sentido hoy convertidas en pasado por la propia actividad del instituto.
Alejado de aquellas cuestiones 'primerizas', el Inteco se ha consolidado como referente en seguridad tecnológica y ha multiplicado sus frentes de actuación asumiento proyectos de toda índole en los ámbitos nacional e internacional.
Futuro "ilusionante"
Su nuevo director general, Manuel Escalante García, reconoce que el futuro es "prometedor" e "ilusionante". Dos calificativos que acompañan a una apuesta por la "excelencia" y el "compromiso".
Desde su creación el Inteco ha buscado "aportar valor e innovación a los ciudadanos, a las pequeñas y medianas empresas, a las administraciones públicas y al sector de las tecnologías".
En sus entrañas 70 trabajadores 'directos' y otros tantos 'externos', a los que se suman otros 150 empleos en empresas 'vinculadas', se encargan de sacar adelante proyectos marcados por la innovación. 'Conan', un 'arma de seguridad' creada por el propio Instituto, software para la implantación del DNIe, desarrollos de seguridad para el Sacyl, herramientas de traducción, son sólo una mínima parte de una larga lista de proyectos que permiten al Inteco mantener su presupuesto de siete millones de euros anuales.

Un trabajador en el 'Inteco (lab)', el 'laboratorio de ideas' del Instituto en León.
Vigilancia y alertas
La parte más visible del Inteco, sin embargo, está relacionada con su vigilancia y desarrollo de alertas sobre los diferentes virus que 'vuelan' a través de la Red.
En el último año la red de sensores y de análisis del Inteco radiografió un total de 1.900.000.000 correos electrónicos. La cifra, desorbitante, sólo da una idea del volumen de información que se mueve en este Instituto. "Nuestro reto hoy es tratar toda esa información a la velocidad adecuada y conseguir una capa de inteligencia más allá del propio dato", advierte Manuel Escalante.
600.000 máquinas infectadas
Varios pilares sostienen hoy el Inteco. El Inteco (cert) y el Inteco (Lab). El primero, convertido en el centro de respuesta a incidentes de seguridad, "identifica, monitoriza y busca solución" a los problemas de seguridad que se detectan.
Y los problemas no son pocos. Sólo en las últimas semanas el Inteco ha detectado 600.000 máquinas "infectadas". El número difícilmente decrece porque los virus nacen, crecen y se multiplican a una velocidad que sólo el Inteco parece poder controlar.
La denominación (cert) (Computer Emergency Response Team, equipo de respuesta ante emergencias informáticas) determina a un grupo de profesionales encargados de crear medidas preventivas y reactivas ante incidencias de seguridad.

Imagen de un servidor monitorizado para detectar ataques desde diferentes ordenadores.
Y su trabajo no es poco. Los virus nacen, crecen, se dispersan y sólo mueren cuando se les ha identificado de forma correcta. De eso se encarga el (cert) del Inteco, que tiene una estrecha relación con otros centros de seguridad europeos, además de las Fuerzas de Seguridad del Estado, y que en el último año ha tenido que hacer frente a 8.000 casos de intentos de fraude en la Red.
El laboratorio
El Inteco (lab) supone algo así como el semillero de futuros aspectos de innovación. Más de 20 personas se acupan de desarrollar nuevos proyectos a medio y largo plazo, de exprimirse en busca de retos vinculados a la seguridad que mantengan al Inteco en la punta de lanza tecnológica. "Es nuestro laboratorio, el germen donde se trabaja a medio plazo, por así decirlo", se advierte desde la dirección del instituto.
Además la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) brinda desde 2009 a los ciudadanos información general, guías, recomendaciones y herramientas sobre seguridad en el uso de Internet.
A su lado el Observatorio de la Seguridad de la Información realiza investigaciones socio-económicas "que permiten conocer las carencias y necesidades relacionadas con nuestras áreas de actividad para luego diseñar los planes de I+D+i".

Varios trabajadores en una de las áreas del Inteco en León.
Y el futuro
En el seno del Inteco la sensación es la de que el Instituto afronta un futuro prometedor. La propia dinámica de la sociedad, cada día más tecnológica, cada vez más unida a Internet, obliga al crecimiento y la potenciación de este centro de innovación y seguridad.
Con sus cuentas saneadas "después del ajuste realizado por la última dirección" y con innumerables proyectos abiertos "tanto a nivel nacional como internacional" el Inteco es hoy una "garantía de futuro para León" de cara a conseguir que el viejo modelo económico -estrechamente vinculado al ladrillo o sectores como la minería y la agricultura- avance hacia una ciudad convertido en "polo tecnológico"

Entradas populares