Julian Flores Garcia Segurpricat

Julian Flores Garcia Segurpricat
Julian Flores Garcia Director Segurpricat

martes, 24 de julio de 2012

Cuatro muertos en un incendio que "no progresa" pero que no se controla


Cuatro muertos en un incendio que "no progresa" pero que no se controla

Tres franceses y un español son hasta ahora las víctimas mortales de un incendio que no progresa, pero que tampoco se controla y que ha causado ingentes daños en Cataluña, donde los bomberos y voluntarios luchan contra las llamas, menos avivadas por un viento que amaina.
Este lunes por la noche, el fuego seguía sin ser sofocado, pese a que el viento se había calmado. "Hay perspectivas alentadoras, aunque es imposible decir cuándo será controlado el incendio", declaró el conseller del Interior catalán, Felip Puig.
El humo era visible desde Barcelona, a más de 150 kilómetros al sur de la frontera, y un olor a quemado se sentía en la ciudad.
El incendio, avivado el domingo por un fuerte viento de tramontana, este lunes "no ha progresado, pero no está bajo control", dijo Felip Puig, mientras los bomberos seguían combatiendo el siniestro con apoyo de hidroaviones franceses y españoles.
El cuerpo de Agentes rurales calculó que "el perímetro del incendio es, aproximadamente, de 65 kms y que habría afectado una superficie de más de 13.800 hectáreas de 17 municipios", en un comunicado difundido por los bomberos de la Generalitat.
Al ser preguntado sobre los posibles causas de los incendios en La Junquera y en Port Bou declarados la víspera, Puig lo atribuyó a "una colilla o a un pequeño artefacto" que prendió fuego, si bien puntualizó que "probablemente los dos incendios se deben a imprudencias o negligencias".
El conseller catalán dijo que los efectivos luchaban para tratar "de evitar que el fuego salte a zonas más frondosas" vecinas como la comarca de la Alta Garrotxa. "Las condiciones son propicias para que los bomberos puedan trabajar de noche", declaró poco después Felip Puig.