Ir al contenido principal

SERVICIOS Y ACTIVIDADES: EMPRESAS DE SEGURIDAD


Servicios y actividades de empresas de seguridad

Las empresas de seguridad únicamente podrán prestar o desarrollar los siguientes servicios y actividades:
  1. Vigilancia y protección de bienes, establecimientos, espectáculos, certámenes o convenciones.
  2. Protección de personas determinadas, previa la autorización correspondiente.
  3. Depósito, custodia, recuento y clasificación de monedas y billetes, títulos, valores y demás objetos que, por su valor económico y expectativas que generen o por su peligrosidad, puedan requerir protección especial, sin perjuicio de las actividades propias de las entidades financieras.
  4. Transporte y distribución de los objetos a que se refiere el apartado anterior, a través de los distintos medios, realizándolos, en su caso, mediante vehículos cuyas características serán determinadas por el Ministerio del Interior, de forma que no puedan confundirse con los de las Fuerzas Armadas ni con los de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.
  5. Instalación y mantenimiento de aparatos, dispositivos y sistemas de seguridad. Quedan excluidos de la legislación de seguridad privada los prestadores de servicios o las filiales de las empresas de seguridad privada que vendan, entreguen, instalen o mantengan equipos técnicos de seguridad, siempre que no incluyan la prestación de servicios de conexión con centrales de alarma y que, asimismo, no se dediquen a ninguno de los otros servicios o actividades enumerados en estos apartados, sin perjuicio de otras legislaciones específicas que pudieran resultarles de aplicación.
  6. Explotación de centrales para la recepción, verificación y transmisión de las señales de alarmas y su comunicación a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, así como prestación de servicios de respuesta cuya realización no sea de la competencia de dichas Fuerzas y Cuerpos.
  7. Planificación y asesoramiento de las actividades de seguridad.
  8. Servicios de seguridad con armas de guerra en buques mercantes y buques pesqueros que naveguen bajo bandera española, en aguas en las que exista grave riesgo para la seguridad de las personas o de los bienes, o para ambos, siempre que dispongan de la autorización correspondiente y cuenten con vigilantes de seguridad debidamente habilitados y adiestrados en el manejo de las armas de guerra.
Dentro de lo dispuesto en los párrafos c y d del apartado anterior, se comprenden la custodia, los transportes y la distribución de explosivos, sin perjuicio de las actividades propias de las empresas fabricantes, comercializadoras y consumidoras de dichos productos.
Las empresas de seguridad no podrán dedicarse a la fabricación de material de seguridad, salvo para su propia utilización, explotación y consumo, ni a la comercialización de dicho material. Y las empresas dedicadas a estas actividades no podrán usar, como denominación o calificativo de su naturaleza, la expresión "Empresa de Seguridad".

Entradas populares