Medidas preventivas para los envíos postales

Las medidas de seguridad frente a los paquetes bomba son muy concretas y precisas. La Unidad de Desactivación de Explosivos del Cuerpo Nacional de Policía recomienda una serie de normas indispensables para evitar que se produzcan atentados con este tipo de artefactos explosivos, además de especificar como se fabrican bombas y qué clases diferentes existen.
Según los especialistas, hay que considerar sospechoso el correo que:
  • Lleve matasellos, remitentes extraños o que pese más de un lado que de otro.
  • Muestre grosor superior al de las cartas normales o que presente rigidez o tensiones en los bordes del sobre.
  • Aloje varillas o piezas metálicas, que suelen ser semejantes a las de carga de tinta de los bolígrafos comerciales.
  • Presente señales de grasa en el sobre o despida un olor parecido al del mazapán o las almendras.
Ante un paquete que infunde sospechas, la Policía recomienda adoptar las siguientes precauciones:
  • Abstenerse absolutamente de abrirlo, de manosearlo, y evitar que se acerquen otras personas para curiosearlo.
  • No doblarlo ni presionar jamás en caras ni costados, pues algunos artefactos funcionan por presión en esos puntos.
  • Observar si existen hilos o alambres que sobresalgan del paquete.
  • Observar si la carta presenta orificio.
  • Comunicar el hecho a la Policía, la cual dictará instrucciones para la custodia del paquete o carta hasta la llegada de personal especialista en desactivación.