Libro-registro y responsabilidad de detectives privados

En cada despacho y sucursales, los detectives llevarán un Libro-Registro, según el modelo que se apruebe por el Ministerio del Interior, concebido de forma que su tratamiento y archivo pueda ser mecanizado e informatizado, en el que constarán:
  • Número de orden del encargo de la investigación, con su fecha de inicio y de finalización
  • Indicación del asunto
  • Nombre y apellidos o razón social y domicilio del cliente, así como de la persona o personas investigadas 
  • Delitos perseguibles de oficio conocidos
  • Órgano al que se comunicaron
La obligación de llevanza del libro-registro del apartado anterior también corresponderá a los nacionales de Estados miembros de la Unión Europea o de Estados parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo habilitados como detectives privados en cualquiera de dichos Estados y que pretendan ejercer su profesión en España sin disponer de despacho o sucursal en nuestro país.
En el caso de que sea informatizado, deberá atenerse a lo dispuesto en la legislación vigente sobreprotección de datos personales
Las hojas del Libro-Registro de detectives o, en su caso, las hojas o soportes que se utilicen para la formación posterior de aquél, deberán ser foliadas y selladas con carácter previo al inicio de las anotaciones.
En su primera hoja, la Jefatura Superior de Policía, la Comisaría Provincial o Local, o la Policía Autónoma correspondiente a la demarcación territorial del despacho o de sus delegaciones, asentará la diligencia de habilitación del Libro. En la citada diligencia constarán los siguientes extremos:
  • Fin a que se destina el Libro
  • Nombre del detective titular del despacho
  • Número de orden de inscripción en el Registro de Detectives
  • Número de folios de que consta el Libro
  • Precepto que cumplimenta la diligencia
  • Lugar y fecha de la misma, debiendo estar firmada por el responsable de la respectiva dependencia policial o persona en quien delegue.
Los detectives privados y las sociedades de detectives responderán civilmente de las acciones u omisiones en que, durante la ejecución de sus servicios, incurran los detectives dependientes o asociados que con ellos estén vinculados.