La seguridad en su lugar de trabajo

  • Todos debemos entender que la prevención del delito es tan importante en el lugar de trabajo como en la propia vivienda.
  • Tanto si usted es empresario, como si es dependiente, encargado, vendedor, comerciante, etc., debe tomar conciencia de que el delito le va a perjudicar en su esfera patrimonial, sin olvidar el riesgo que conlleva.
  • Los empresarios, directivos y patronos, deben asumir la responsabilidad de proteger a sus empleados y de dotar a sus establecimientos de las adecuadas medidas de seguridad.
  • Los empleados (encargados, vendedores, secretarias, etc.) deben colaborar con sus jefes en la prevención de la delincuencia, observando las medidas de seguridad adoptadas y comunicando las deficiencias que observen. Ello se traducirá en beneficio para la empresa y para todo el personal.
  • Cada persona debe responsabilizarse de su trabajo y procurar que el material esté protegido, prestando especial atención hacia los objetos que puedan ser fácilmente sustraídos.
  • Los recepcionistas y el personal de seguridad deben procurar controlar, en todo momento, a los visitantes y personas externas que se encuentren merodeando por las instalaciones. Ante la mínima sospecha, deben llamar a los Cuerpos de Seguridad del Estado.
  • El personal de limpieza se ocupará, al finalizar su trabajo, de que todas las puertas y ventanas queden convenientemente cerradas y las llaves colocadas en su sitio, así como de avisar a quien corresponda acerca de las posibles anomalías observadas en el edificio.